CASAS DE VANGUARDIA – VIGO, SAIÁNS

LA CASA FRENTE A LAS CÍES CON LA QUE UN GALLEGO HIZO SU SUEÑO REALIDAD

Tan integrada con el entorno que pasa desapercibida si se mira desde el mar, esta segunda vivienda en las afueras de Vigo es una combinación perfecta de diseño de vanguardia y eficiencia energética, ideada por la arquitecta Lourdes Treviño

¿Quién no ha soñado alguna vez con una casa frente al mar desde la que disfrutar de un increíble atardecer? Esa era la ilusión de un gallego que ha visto recompensado el trabajo de muchos años al hacer realidad su deseo de construir una vivienda familiar en su tierra.

Su casa soñada está en el barrio residencial de Saiáns, donde se encuentran algunas de las playas más bonitas de Vigo (Pontevedra). Se levantó hace cinco años sobre una parcela de 1.200 metros cuadrados, con un camino directo a la arena y la orientación perfecta para ver ponerse el sol detrás de las islas Cíes. Este proyecto de Freehand Arquitectura es el ejemplo de que el diseño más vanguardista y la eficiencia energética pueden (y deben) convivir y que el disfrute –a todos los niveles, no solo estético– no está reñido con la sostenibilidad.

CASAS DE
​VANGUARDIA


​Este reportaje pertenece a la serie 'Casas de vanguardia', un proyecto de Endesa que presenta las casas más eficientes de nuestro país para mostrar cómo la electrificación, los materiales de construcción y las fuentes de energía renovable pueden ir de la mano de un diseño cuidado e innovador. Modelos de arquitectura que definen las casas del futuro para impulsar la transformación energética de la vivienda y de la sociedad.

Building with metal covering against stormy sky

Integración y sostenibilidad

Como destaca la fundadora del estudio, Lourdes Treviño Quirós, aunque los materiales de construcción puedan parecer “muy rompedores” porque no coinciden para nada con los de las edificaciones colindantes, sin embargo, esta casa está tan integrada en el entorno que se camufla entre los árboles a vista de dron o desde el océano. “Lejos de ser estridente, casi pasa desapercibida, no se distingue de la montaña y la vegetación”, hace ver la arquitecta.

La madera predomina en una disposición de formas muy peculiar que no es casual: la geometría irregular del tejado “está inspirada en la orografía de las propias islas”, revela Treviño. El material principal se combina con hierro y, sobre todo, con grandes ventanales que enmarcan el paisaje. En esta casa no hace falta decorar las paredes con cuadros, porque las vistas son como una obra de arte.

Grandes ventanales enmarcan el paisaje.
Grandes ventanales enmarcan el paisaje.
F. A.

Las enormes cristaleras de la fachada no solo cumplen una función estética, sino que proporcionan luz natural a casi todas las estancias durante la mayor parte del día. Aquí cada detalle cuenta y también tiene un porqué, “para eso está la física de la construcción y el pensar los proyectos para que podamos unir el mejor diseño con la funcionalidad sostenible”. Su creadora resume la filosofía que hace de esta casa de vanguardia el hogar más eficiente: “Una casa eficiente, desde nuestro punto de vista, es aquella que requiere poca energía y por eso intentamos reducir el consumo al mínimo”.

Para conseguirlo, esa luz natural es clave, así como el hecho de que la única energía que se usa en la vivienda sea la eléctrica. Las zonas de paso, como las escaleras, cuentan con sensores de luz y de presencia que activan la iluminación solo cuando es necesario; además, todo es LED y de bajo consumo. En cuanto a la climatización, se instaló un sistema de suelo radiante por aerotermia que, en las estancias principales (el salón y la terraza cubierta), se complementa con sendas chimeneas. Por último, en la zona de aparcamiento se habilitó un punto de recarga para vehículos eléctricos.

También se han cuidado otros elementos que contribuyen a disminuir el gasto energético. “Esto lo conseguimos con cálculos matemáticos y utilizando aislamientos térmicos en la cubierta, las ventanas, los marcos de las ventanas, con el tipo de vidrio…”. Al final, según Treviño, se trata de recoger la sabiduría de siglos y volver a construir como lo hacían los romanos o los árabes. Eso sí, aprovechando la tecnología más puntera y las soluciones domóticas para lograr la máxima eficiencia.

Mirando al mar

El estudio Freehand Arquitectura había trabajado con los dueños de la casa reformando su vivienda principal aunque, en el caso de Saiáns, se ocuparon también del interiorismo y no solo del diseño y la construcción. El resultado es un proyecto integral que consigue el efecto de que el exterior se integre en el interior de la casa y viceversa. De nuevo predonima la madera, en espacios abiertos donde se combina con tonos negros y verdes y siempre con la luz natural y los ventanales como grandes protagonistas. El efecto es que el entorno entra en la casa y, a la vez, el interior de la casa se fusiona con los alrededores.

Salón comedor a doble altura
Salón comedor a doble altura
F. A.

El espacio favorito de Lourdes Treviño es el salón-comedor a doble altura, separado de la moderna cocina por una puerta corredera de cristal y con una amplia zona de trabajo ubicada en un altillo, desde donde se ve toda la estancia, el jardín y la piscina y, cómo no, las Cíes. Aquí se puede cocinar, trabajar, descansar en el sofá o dormir mirando al mar. También hay ideas divertidas como el aseo de cortesía, que propone un viaje a los exóticos templos asiáticos, con monos y vegetación trepando por el papel pintado de la pared.

En esta casa se puede cocinar, trabajar, descansar en el sofá e incluso dormir mirando al mar

La planta de arriba se distribuye en tres dormitorios, cada uno con su baño en suite; mientras que en la planta baja hay otro salón-cocina acristalado y también con acceso al jardín, que lo mismo sirve de terraza cubierta cuando hace buen tiempo que de acogedora sala de estar cuando llega el momento de encender su bonita chimenea colgante. Los 500 metros cuadrados de la casa se completan con el semisótano, que cuenta con sauna, baño turco, zona de ocio y un garaje. No hay duda de que en esta casa todo está pensado desde la belleza, la practicidad, la eficiencia y, por supuesto, el disfrute.

Esta vivienda “es vanguardia respetando el entorno, es acogedora y funcional” pero, sobre todo, “esta casa es un sueño”, resume la arquitecta. Desde su ubicación en una zona por momentos mágica, esta casa es la prueba de que el lujo, a veces, es simplemente madera, hierro y conexión con la naturaleza… sobre todo, si el entorno es tan especial como Saiáns.

Chimenea en la sala de estar, cocina con isla y vistas desde la piscina
Chimenea en la sala de estar, cocina con isla y vistas desde la piscina
F. A.

ALAYANS STUDIO para ENDESA | Dirección creativa: Fedra Valderrey | Producción y texto: Pilar Sanz | Audiovisual: Martín Merino | Fotografía: Freehand Arquitectura | Diseño: Beatriz Areste y Pablo Calahorra Subías