Francia lucha contra una plaga de chinches