Así celebra Transilvania la fiesta de Halloween: el castillo de Drácula y otros sitios de interés

El escritor Bram Stoker se inspiró en el Castillo de Bran y la figura de Vlad III el Empalador para construir su personaje de Drácula. Desde entonces y hasta la actualidad, esta región de Rumania está irremediablemente ligada al famoso vampiro.
Castillo de Bran.
Castillo de Bran.
iStock
Castillo de Bran.

Impresionantes castillos, pintorescos pueblos medievales y por supuesto leyendas de vampiros que han llegado hasta nuestros días. Transilvania es uno de los mejores destinos del mundo donde celebrar el día de Halloween. Esta atrayente región del centro de Rumanía es perfecta para visitar en cualquier época del año, pero son muchos los turistas que eligen las fechas en torno al 31 de octubre para conocer todos sus encantos y disfrutar de las actividades que se organizan por este día.

El Castillo de Bran, conocido popularmente como el Castillo de Drácula, es el claro protagonista en la zona. Sin embargo, hay otros muchos sitios de interés que merece la pena descubrir, desde ciudades como Brașov, Sibiu y Sighisoara a pueblos como los que forman Marginimea Sibiului.

El Castillo de Bran: tours, cenas y fiestas de Halloween

Bram Stoker describía a Drácula en su novela homónima como un ser cruel y maligno con grandes poderes; de nariz fina, frente alta y pelo gris en las sienes; con unos dientes blancos peculiarmente agudos que sobresalían de los labios. Para crear semejante personaje, se dice que el célebre escritor irlandés se inspiró en Vlad III, el Empalador, príncipe de Valaquia del siglo XV. Lo cierto es que ese gobernante rumano no vivió como tal en el Castillo de Bran, pero esta fortaleza ha quedado en el imaginario colectivo como el castillo de Drácula. Así, las posteriores producciones cinematográficas basadas en el libro se inspiraron en esta tenebrosa construcción.

Castillo de Bran.
Castillo de Bran.
emicristea / iStock

Esta se alza en lo alto de una enorme roca y marca el horizonte con su imponente torres. Se levantó en el lugar de una fortaleza de los Caballeros Teutónicos del 1212 y fue documentada por primera vez en un acto emitido por Luis I de Hungría el 19 de noviembre de 1377. En su interior, encontraremos estrechas escaleras de caracol, 60 habitaciones, pasajes subterráneos que conectan las estancias, armas y armaduras de los siglos XIV al XIX…

Y para celebrar un espectacular día de Halloween, desde el 28 de octubre ya se organizan tours especiales en la fortaleza, que incluyen efectos especiales, actores interactuando con los visitantes y una tenebrosa ambientación (durante el día son aptos para niños, pero por la noche solo son para adultos). Tal y como señalan desde la propia web del castillo, "el evento de este año ofrecerá una experiencia sensorial única: música y sonidos de terror, personajes fantásticos, proyecciones especiales, atrezzo cinematográfico y caramelos para los niños".

Castillo de Bran.
Castillo de Bran.
coldsnowstorm / iStock

A todo ello se añade el Túnel Mágico del Tiempo, que llevará a los más atrevidos por un recorrido subterráneo a 32 metros de profundidad bajo el castillo, en el antiguo pozo medieval. Asimismo, celebrará una espectacular Fiesta de Halloween en el Royal Park con DJ's, servicio de bar y terroríficos disfraces, y una Cena de Halloween en Queen Marie's Tea House.

Otros lugares que visitar en Transilvania

Transilvania es mucho más que el Castillo de Bran. Esta región del corazón de Rumania espera a los visitantes con una gran variedad de pueblos y ciudades, cada una con su personalidad propia, pero todas con un elemento en común, un rico y extenso patrimonio arquitectónico, cultural e histórico. Por ejemplo, no podemos perdernos la preciosa ciudad de Brașov y sus edificios de estilo gótico, barroco y renacentista. Algunos de sus puntos más interesantes con la Plaza del Consejo, la Fortaleza de Brașov y las iglesias de San Nicolás, la Negra, de Harman y de Prejmer.

Ciudad de Sibiu.
Ciudad de Sibiu.
Getty Images/iStockphoto

Otro destino imprescindible es la ciudad de Sibiu, que nos muestra a día de hoy la grandeza de su pasado a través de sus preciosos monumentos, sus calles adoquinadas, sus imponentes murallas y torres con vistas al río Cibin… Además, muy cerca se encuentra Marginimea Sibiului , una cadena de 18 pueblos con un patrimonio etnológico y arquitectónico único, como Săliște, Tilișca, Tălmaciu y Rășinari.

Y cerrando el podio de las ciudades que no podemos dejar de visitar en Transilvania está Sighisoara, una auténtica joya del siglo XV declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Como curiosidad, este es el lugar de nacimiento de Vlad III el Empalador y su casa se puede visitar como otro plan perfecto para celebrar Halloween. La localidad nos regala otros atractivos como la Iglesia de la Colina, la Iglesia del Monasterio de los Dominicos y la Casa Veneciana, del siglo XIII.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Redactora de Viajes '20minutos'

Graduada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Pasé por la revista Viajar como redactora web y desde 2022 continúo con esta pasión en 20minutos, mostrando que hay demasiadas maravillas en este planeta como para quedarse en casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento