Logo del sitio

Murano y Burano, las otras "Venecias" menos masificadas e igual de bonitas

Burano.
Burano.
egal / iStock

La belleza de Venecia es evidente. Pero también lo es el colapso y desgaste que sufre la ciudad italiana. Los problemas que acarrea el turismo de masas han provocado que las autoridades tomasen medidas para limitar el número de visitantes. Si buscamos una alternativa a la ciudad de los canales por excelencia, una buenísima opción son sus vecinas Murano y Burano, dos islas igual de pintorescas de Venecia que bien merecen una visita.

Murano

La isla de Murano debe su fama sobre todo a la producción de objetos en vidrio. Por ello, aquí podremos visitar fábricas de cristal, además de comprar gran variedad de piezas en este material en las tiendas de la localidad, como jarrones o bisutería. Incluso encontraremos preciosas esculturas en vidrio en las calles o plazas.

Murano.
Murano.
Gavin Guan / iStock

El eje vertebral de Murano es un gran canal bordeado de idílicas casas de colores que nos evocará el ambiente veneciano. Caminando por su entramado nos toparemos con la Basílica de Santa María y San Donato, el monumento más importante del lugar. Aunque su exterior nos sorprende con sus paredes de ladrillo visto y su bonita columnata en dos plantas, es en el interior donde encontramos la verdadera joya del lugar: un enorme mosaico bizantino del siglo XII.

Burano

Burano es una explosión de color, y es que en las aguas de su red de canales vemos reflejadas unas fachadas que no se dejan ningún tono del arcoíris. Aquí la producción tradicional es la de encaje artesanal; incluso podemos ver a las encajeras trabajando en las calles o bien visitar el Museo del Encaje y aprende sobre su evolución a lo largo de los siglos.

En la bahía de Venecia, la preciosa isla de Burano se lleva nuestra atención por su precioso casco urbano marcado por canales rodeados de casas de todos los colores del arcoíris.
Burano
adisa / iStock

Entre sus bonitas calles y vías acuáticas, destaca su icónico campanario inclinado, un edificio de 53 metros de altura que se ha visto afectado por un hundimiento en el suelo. El mejor punto para observar la torre es desde el puente de mármol de la calle Giudecca. Por otro lado, si nos acercamos hasta la Piazza Galuppi, llena de comercios y restaurantes, disfrutaremos del ambiente más animado de la isla.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento