Una ruta por Valencia tras los pasos de Sorolla en el centenario de su muerte

Recorremos la ciudad natal del artista desde la casa donde nació hasta los lugares que después retrataría en sus cuadros, como la Catedral o la Lonja de la Seda.
Monumento a Sorolla en Valencia.
Monumento a Sorolla en Valencia.
iStock
Monumento a Sorolla en Valencia.

Este 10 de agosto de 2023 se cumplen ya 100 años desde que nos dejase una de las figuras más destacadas y extraordinarias del arte español. Joaquín Sorolla nació en Valencia el 27 de febrero de 1863 y fallecía 60 años más tarde, en 1923, en el municipio madrileño de Cercedilla. El legado que dejó el pintor es simplemente espectacular, con más de 2.200 obras catalogadas, siendo su etapa más importante la impresionista.

Ahora, en el centenario de su muerte, recorremos su ciudad natal a través de una interesante ruta cronológica que abarca desde su nacimiento e infancia hasta sus primeros pasos en el arte y los escenarios de algunas de sus obras más icónicas.

Primeros años del artista

Iniciamos el recorrido por donde empezó todo, en su casa natalicia. Esta se sitúa en la actual calle de les Mantes, n.º 8 (denomina calle Nueva en ese entonces), y muy cerca se encontraba la tienda de tejidos Sis Dits, donde trabajaban sus padres, y la Iglesia de Santa Catalina, donde fue bautizado. Nos movemos ahora hasta la calle Pintor Sorolla, bautizada así en su honor. Allí se ubicaba antiguamente la Escuela de Artesanos de Valencia, donde el artista acudió a las clases entre 1876 y 1878. En la actualidad, este centro se sitúa en la Avenida Reino de Valencia, n.º 40, y conserva un óleo de Sorolla, así como algunos dibujos que datan del periodo en el que asistía a dicha escuela.

Construido entre 1482 y 1533, este conjunto de edificios se destinó desde un principio al comercio de la seda y desde entonces ha venido desempeñando funciones mercantiles. Obra maestra del gótico flamígero, la lonja y su grandiosa Sala de Contratación ilustran el poderío y la riqueza de una gran ciudad mercantil mediterránea en los siglos XV y XVI.
Lonja de la Seda
Getty Images

Posteriormente, entre 1878 y 1881, el artista valenciano siguió formándose en la Escuela de Bellas Artes de la ciudad. A día de hoy, este espacio es el Centro del Carmen y entre sus exhibiciones de pintura y escultura, hay una sala dedicada a Sorolla. En 1881, instaló su primer estudio en la calle de San Martín, n.º 9, y dos años más tardé lo trasladó a la Calle de la Corona. En 1884, Sorollá pintó "El grito del Palleter", ambientado en los escalones de la Lonja de la Seda, ubicada en la Plaza del Mercado. Ya en 1888, el pintor se casó con Clotilde García del Castillo en la Iglesia de San Martín.

Valencia como inspiración

Sorolla utilizó como escenario en algunas de sus obras a la Catedral de Valencia, la playa de la Malvarrosa, el Antiguo Asilo de San Juan de Dios ("Triste herencia", 1889), la casa natal de San Vicente Ferrer ("Exvoto", 1892), la Casa dels Bous ("La vuelta de la Pesca", 1894, y "Sol de la Tarde", 1903) y el Casilicio de la Virgen de los Desamparados del Puente Mayor, que retrató en 1916 para realizar uno de los paneles decorativos de la Hispanic Society of America en Nueva York.

Ayuntamiento de Valencia.
Ayuntamiento de Valencia.
Getty Images

Por otra parte, una parada también imprescindible en esta ruta es el Ayuntamiento de Valencia, no solo porque reconociese a Sorolla como hijo meritísimo de la ciudad por sus éxitos en la Exposición Nacional y en la Universal de París, sino porque acoge una interesante muestra de sus obras, que incluye el emblemático cuadro de "Mi familia" (1901). En 1919, el pintor donó a la Escuela de Bellas Artes de Valencia (actualmente el Museo de Bellas Artes, calle San Pío V, n.º 9), la obra "Los abuelos de mis hijos". A día de hoy, esta pinacoteca exhibe cerca de cincuenta obras de Sorolla.

El adiós al genio impresionista

Finalmente, Sorolla llegaba al final de sus días en su residencia veraniega de Cercedilla, hasta que finalmente falleció el 10 de agosto de 1923. Sus restos mortales fueron trasladados a su ciudad natal y descansan en el Cementerio General de Valencia. El panteón familiar se encuentra en la sección tercera izquierda, cuadro 1, número 438.

Monumento a Joaquín Sorolla en Valencia.
Monumento a Joaquín Sorolla en Valencia.
Getty Images

Diez años después de la muerte de Joaquín Sorolla, ya en 1933, se inauguró en la playa de la Malvarrosa un monumento dedicado al artista. Desgraciadamente, una riada en 1957 lo derrumbó, de modo que en 1963 se realizó una nueva versión que fue colocada en la Plaza de la Armada Española.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento