Logo del sitio

Pixy: el dron de Snapchat para grabar vídeos cortos que se controla con gestos

Descubre a Pixy, el dron de Snapchat para grabar videos cortos y compartirlos en la aplicación.
Descubre a Pixy, el dron de Snapchat para grabar videos cortos y compartirlos en la aplicación.
Snap

La compañía Snap, que está detrás de Snapchat, después de que hace ya cinco años lanzase su primer producto, las gafas Spectacles, ahora pone a la venta una cámara voladora con forma de dron que funciona con gestos.

El nombre elegido ha sido Pixy que destaca por su llamativo color amarillo y por su pequeño tamaño, ya que tan solo pesa 101 gramos. Es perfecto para transportarlo porque cabe en un bolsillo, se puede llevar colgado al cuello o incluso lo podemos llevar como si fuera un bolso.

En su página web han lanzado un vídeo de presentación de Pixy para que los usuarios puedan conocer mejor como funciona este producto. Así lo presentaban ellos mismos:

La empresa de Snapchat ha lanzado un dron que se controla con gestos.

Una de las características que más llama la atención es que no tiene controles sino que vuela de forma autónoma. Este dron con aspecto de juguete está fabricado de plástico y tiene como única función hacer fotos y grabar vídeos.

El hecho de que sea un dispositivo autónomo es toda una novedad. Cuenta con una rueda que permite seleccionar hasta seis tipos de vuelo diferentes como por ejemplo grabar selfies, hacer panorámicas o volar alrededor tuyo.

Una vez que hayamos seleccionado el tipo de vuelo, lo podemos alterar con gestos. Es decir, con determinados movimientos de la mano podemos hacer que la cámara se acerque, que se mueva de determinada manera o que nos siga. Por ejemplo, si extiendes la palma de la mano, vuela hacia ti y se apaga.

Como la gran mayoría de aparatos se conecta al móvil a través de Bluetooth o Wifi y todos los vídeos que hagamos irán directamente a la aplicación Snapchat. Se almacenarán en la función de 'Recuerdos' para poder editarlos y compartirlos.

De momento, solo ha salido a la venta en Estados Unidos y Francia con  un precio de 229, 99 dólares aunque no se descarta la posibilidad de que el producto se extienda a otros países del mundo. Así lo presentaban en su cuenta de Twitter.

Pixy está vinculado a la aplicación Snapchat porque el objetivo es que los usuarios compartan el contenido del dron en esta red social. Se trata de una impactante tecnología, pero que todavía cuenta con algunas limitaciones técnicas.

Su principal problema es la batería que no es de gran duración. Solo es capaz de aguantar entre cinco y ocho vuelos de treinta segundos. Para compensar este problema, su recarga en muy rápida y en unos 20 minutos, el 80% del aparato ya está cargado.

Pixy no tiene controles sino que funciona con gestos.
Pixy no tiene controles sino que funciona con gestos.
Twitter

Además, no graba sonido y por ello, desde Snapchat ofrecen distintos tipos de música y efectos  para disimular esta carencia y que los usuarios estén satisfechos.

Pese a esto, la cámara puede realizar fotografías a 4.000 x 3.000 píxeles y la resolución de los videos es de 2.7 K. Tiene una capacidad de almacenamiento de 16 GB por lo que es capaz de almacenar 100 vídeos o 1.000 fotos.

Los fabricantes admiten que Pixy no ha nacido para competir con los drones convencionales, sino que su objetivo es grabar vídeos cortos de momentos especiales y que los vídeos sean diferentes a los que estamos acostumbrados a ver.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento