Logo del sitio

Estos son algoritmos que se esconden detrás de las tarjetas de cliente: descuentos a cambio de tus datos

El 65% de las tarjetas de cliente que tienen los españoles es de alimentación.
El 65% de las tarjetas de cliente que tienen los españoles es de alimentación.
Pixabay

Ya sea para la compra del supermercado o para una tienda de ropa, casi todo el mundo tiene una tarjeta de cliente para aprovechar todas las ofertas y descuentos. Según un estudio de American Express España, el 81% de los consumidores españoles tienen al menos una, la mayoría (un 65%) para el sector de la alimentación.

Las tarjetas de cliente son un elemento clave para asegurar la fidelización de los clientes a través de productos rebajados solo para socios, por ejemplo. No obstante, pocos saben que estas tarjetas esconden detrás una tecnología que almacena los datos de cada compra.

José Luis Cordero, director de operaciones de Comerzzia, una plataforma que trabaja con empresas de la alimentación, habla de la importancia de recoger la información del consumidor: "Las empresas se han dado cuenta de que para aumentar el ticket medio necesitan conocer al cliente, y para ello hay que ir más allá con acciones comerciales personalizadas para que compren cosas que no suelen comprar, pero que se cruzan con lo que sí compran normalmente".

Con el objetivo de conseguir todos esos datos, las compañías recurren a cupones, puntos, eventos, viajes o incluso descuentos para otras empresas. Mediante estos ‘regalos’, se aseguran que el cliente use la tarjeta (con datos como su nombre, dirección, tarjeta bancaria...) y les facilite su información y esta quede registrada para futuras compras.

Segmentación de los clientes

El algoritmo no me dice que ese segmento es deportista o es una familia, pero me dice que el 3% lo gasta en productos ecológicos, o lo gasta en suavizante para niños, para comida de bebés o para adelgazar”, continúa Cordero. De este modo, los algoritmos segmentan a los usuarios para tratarlos dependiendo de sus preferencias a la hora de la compra.

Gran parte de las compañías recurren a tres fases para asegurarse de la fidelización de sus clientes: conocerlos, analizarlos (dependiendo de sus compras) y actuar (promocionar sus productos para que compren más). Con las tarjetas de cliente, las empresas pueden promocionar más ciertos productos a unos consumidores concretos.

Cordero detalla que la información importante que recoge el algoritmo no es el nombre del usuario, sino cómo actúa: “Para nosotros ‘Juan Pérez’ es un número, es lo que nos importa. Es un proceso anonimizado, no nos importa que sea Juan o Carlos. Queremos ver cómo se comporta”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento