'Sky Pool': la piscina flotante que se encuentra entre dos edificios de Londres y a 35 metros de altura

Sky Pool cuenta con 15 metros de longitud en el aire.
Sky Pool cuenta con 15 metros de longitud en el aire.
HAL Architects

En Londres se ha inaugurado una piscina flotante situada entre dos edificios no apta para aquellos que tengan miedo a las alturas. La ‘Sky Pool’, que así la han llamado, está situada a 35 metros de altura y cuenta con 15 metros de longitud.

La piscina ha sido diseñada por la empresa HAL Architects, y se sitúa concretamente entre los edificios de Embassy Gardens, en Londres. Estas edificaciones cuentan con residencias y oficinas (se trata de una zona de uso mixto) y se ubican en un lugar próximo a la embajada de Estados Unidos de Reino Unido.

Sky Pool, como ya hemos mencionado, se encuentra a 35 metros de altura y tiene 15 metros de longitud que se mantienen en el aire. Dentro de los Embassy Gardens, cuenta con dos entradas que aumentan el largo de la piscina hasta 25 metros.

Pero, ¿cuánta agua cabe en su interior? Al tratarse de una piscina de grandes dimensiones, caben unos 148.000 litros de agua.

Para mantener en el aire una piscina tan pesada, HAL Architects ha construido la Sky Pool con una sola pieza de acrílico con 35 centímetros de grosor. Esta pieza está encajada entre las dos edificaciones y, para asegurarla, han colocado un marco de acero en las esquinas de la piscina.

Mediante esta estructura en la que HAL Architects ha trabajado durante años, se prevé que la piscina sea capaz de soportar el peso del agua, las personas, las cargas de viento y el balanceo de los edificios.

Para ello, la Sky Pool no está directamente acoplada de forma rígida a los edificios, sino que deja un espacio de seguridad para mantenerse estable si el edificio se mueve. Esta idea es similar a lo que ocurre con los puentes, que no están 100% acoplados.

Aunque finalmente la piscina flotante se ha colocado en Londres, fue fabricada en Colorado (Estados Unidos). De allí, la movieron a Texas por carretera para que cruzase el Océano Atlántico en barco hasta los Países Bajos. Después, la subieron a otro barco rumbo a Londres, que se adentró en el río Támesis. Por último, la estructura fue trasladada en un camión enorme que obligó a que se cerrasen las calles y con una grúa de 750 toneladas la situaron entre los edificios Embassy Gardens.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento