Logo del sitio

Esta planta de Islandia absorbe el dióxido de carbono del cielo para convertirlo en piedra

La limpieza atmosférica podría formar parte de la economía global.
La limpieza atmosférica podría formar parte de la economía global.
Climeworks

Islandia se ha convertido en uno de los primeros países que ha construido la planta ‘Orca’ que captura el CO₂ de la atmósfera y lo combina con agua bajo el objetivo de solidificarlo, es decir, se encarga de limpiar el aire para restituir el calentamiento global.

La planta posee cuatro módulos y cada uno de ellos tiene dos contenedores que a nivel individual comprende seis celdas con dos ventiladores y un filtro, así pues, cada ventilación absorbe el aire para pasarlo por el filtro y capturar las partículas de CO₂. Cuando el filtro está lleno de dióxido de carbono, los ventiladores se paran para que estas piezas se limpien, mientras tanto, este compuesto químico se mezcla con agua y se transporta bajo tierra para convertirlo en una piedra grisácea inerte.

Este sistema funciona cuando hay cinco celdas que están limpiando el aire y una eliminando el dióxido de carbono del filtro. A pesar de que necesita energía para rendir, es importante destacar que la huella de carbono que emplea Orca es negativa en un 90%, por consiguiente, será capaz de capturar 4.000 toneladas de dicho compuesto químico de manera anual.

¿Por qué el resto de países no tienen una planta similar?

El gran inconveniente de que sea imposible fabricar estas máquinas es la gran cantidad de dinero que hace falta para poder construirlas. Sí que es cierto que la tecnología para extraer el CO₂ ya existe, sin embargo, hace falta mucho poder adquisitivo -sería necesario reducir el coste-.

Las plantas de captura directa como Orca ha sido desarrollada por una startup llamada Climeworks, teniendo en cuenta que son tan caras de producir que nadie está dispuesto a pagar por ellas, entonces, ¿cómo ha sido posible construir la de Islandia? Gracias a un contrato con Swiss Re, una multinacional de seguros que ha pagado diez millones de dólares para levantarla. Veremos si en España se construye una planta similar a Orca para reducir el dióxido de carbono lo máximo posible.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento