Logo del sitio

Satélites LEO: ¿qué son y cómo permiten la democratización del acceso a Internet de alta velocidad?

Los satélites LEO se caracterizan por orbitar cerca de la superficie terrestre.
Los satélites LEO se caracterizan por orbitar cerca de la superficie terrestre.
Pxfuel

El acceso a Internet de alta velocidad es nulo o prácticamente inexistente en varios lugares del mundo, sobre todo en las zonas rurales. Según Statista, cerca del 40% de la población terrestre no cuenta con esta ventaja digital. Por ello, se está trabajando en una infraestructura que garantice una conexión de calidad internacional.

Algunas empresas como SpaceX, Amazon, Facebook y Google, entre otras, están desarrollando y lanzando satélites a la órbita terrestre para brindar de Internet de manera económica y eficaz. Mediante estas medidas se pretende conectar incluso a las zonas más alejadas de las principales centrales de Internet.

La compañía DE-CIX es uno de los operadores mundiales que se encargan de ofrecer puntos de intercambio de Internet. Recientemente, la empresa ha explicado cómo funcionan los satélites LEO y su papel en la democratización del acceso a Internet.

¿Qué son los satélites LEO?

Las siglas LEO significan ‘Low Orbit Earth’, es decir, “órbita terrestre baja”, lo que quiere decir que los satélites LEO orbitan cerca de la superficie terrestre. DE-CIX describe estos satélites como aquellos que “desempeñan un papel similar al de las torres de telefonía móvil y se comunican con una estación terrestre en la Tierra”.

Gracias a su proximidad con la Tierra, DE-CIX destaca que “los datos no tienen que viajar tan lejos, por lo que tardan menos tiempo en llegar a su destino y agiliza la conexión de los usuarios en la Tierra.

Con respecto a su precio, los satélites LEO se caracterizan por ser baratos. Esto se debe a que su construcción es menos costosa que los despliegues de fibra terrestre en zonas periféricas o que otro tipo de satélites.

No obstante, hay que tener en cuenta que los satélites LEO orbitan la Tierra velozmente. Esto obliga a las empresas a asegurarse de que haya suficientes satélites con el fin de garantizar una conexión a Internet ininterrumpida.

Trasladar la conectividad del espacio a las casas

Uno de los grandes desafíos de los proveedores de Internet por satélite es ofrecer una conexión estable, según DE-CIX. Para conseguirlo, existen los puntos de intercambio de Internet que reducen la latencia, puesto que el largo recorrido del satélite a la Tierra provoca que la latencia suela ser alta.

A través de esos nodos, DE-CIX afirma que las compañías que ofrecen Internet por satélite pueden conectarse con “las grandes redes de distribución de contenidos, proveedores de servicios cloud y redes empresariales”. Esto supone que los usuarios disfruten de un Internet con alta velocidad y con poca latencia.

Una alternativa a la fibra óptica del entorno rural

En plena era digital, los habitantes de pueblos no cuentan con las ventajas suficientes como para modernizarse en algunas ocasiones. A causa de ello, existen centros educativos con sin acceso a Internet o con un acceso muy limitado y con fallos.

Según DE-CIX, las zonas rurales cuentan con enlaces por satélite geoestacionarios “en el mejor de los casos”. Esto supone que las velocidades de Internet sean lentas y tengan una latencia de hasta 400 milisegundos cuando la latencia máxima para una buena experiencia es de 65 milisegundos o menos.

Pese a ello, los satélites LEO pretenden combatir esta desventaja del mundo rural. “La infraestructura de Internet está creciendo con diferentes soluciones para garantizar un acceso a Internet de calidad a los usuarios y empresas en cada rincón del mundo –apunta Ivo Ivanov, CEO de DE-CIX Internacional-. Los satélites LEO son una de esas innovaciones que, combinado con un buen ecosistema de interconexión, pueden revolucionar el futuro”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento