Carreteras blancas: usar colores claros y reflectantes en el asfalto bajaría 1,4º la temperatura y reduciría las olas de calor

La propuesta del MIT reduciría la frecuencia de las olas de calor en EEUU.
La propuesta del MIT reduciría la frecuencia de las olas de calor en EEUU.
Pixabay

Uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU es la ‘acción por el clima’. Otros ODS están estrechamente relacionados con el medio ambiente, como el de ‘energía asequible y no contaminante’ y el de ‘ciudades y comunidades sostenibles’. Para cumplir con estos propósitos, algunos investigadores están estudiando la manera de reducir el impacto nocivo que provocamos a la Tierra.

En el caso del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), unos científicos han evaluado que los materiales de las carreteras deberían ser más reflectantes y de colores más claros. Según el estudio, el pavimento oscuro de las carreteras no solo es caliente al tocarlo, sino que eleva la temperatura del aire que le rodea.

La investigación ‘Mitigating Climate Change with Reflective Paviments’ del Concrete Sustainability Hub del MIT asegura que su alternativa reduce la temperatura del aire más de 1,4 °C. Esto supondría una disminución de las frecuencias de las olas de calor en un 41%, al menos en los municipios de EEUU.

El equipo ha explicado a Science Alert que alrededor del 40% de la Tierra está asfaltada, lo que implica una absorción de la radiación y una liberación gradual del calor. Con pavimentos reflectantes como los que proponen, se lograrían urbanizaciones más frescas y, además, ayudaría a la lucha contra el calentamiento global.

Sin embargo, para que su idea funcione, es vital la ubicación de las superficies reflectantes, ya que una mala posición podría calentar las construcciones cercanas. Si la radiación se refleja en los edificios, estos se calientan y la demanda de aire acondicionado puede aumentar.

Por ello, los investigadores del MIT consideran que los revestimientos brillantes son ideales para calles amplias y, en el caso de las estrechas, no lo son tanto. Según el estudio, en las autopistas sin obstáculos de Boston y sus suburbios, se pudo reducir la temperatura hasta 0,3-1,7 °C. No obstante, en Phoenix se llegó a los 2,1 °C de enfriamiento.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento