Logo del sitio

El verdadero problema de comer pan blanco

Pan blanco.
Pan blanco.
©GTRESONLINE

El pan es uno de los productos más típicos a la hora de acompañar cualquier comida, una costumbre muy española muy arraigada y tradicional, que hace que muchas personas afirmen que "no pueden comer sin pan". 

Sin embargo, en los últimos tiempos, han cobrado mucha importancia tipos de pan como el de centeno, el integral o el de espelta, dejando de lado el pan blanco, ya que se ha considerado como el más perjudicial nutricionalmente hablando. 

De hecho, la experta nutricionista Blanca, conocida en las redes sociales como @blancanutri, ha compartido una contundente afirmación sobre este alimento: "Recordatorio: tomar pan blanco es como tomar azúcar", ha escrito. 

Tal y como explica en su publicación, este tipo de pan se elabora con harinas refinadas y su nutriente principal es un hidrato de absorción rápida que, rápidamente, se transforma en azúcar. 

Muchas personas se preguntan por qué ahora se criminaliza tanto el pan, cuando todos los antepasados han comido este alimento sin que pasase nada: "El proceso antiguo de largos tiempos de fermentación del pan permitía que las bacterias pudiesen descomponer gran parte del gluten y los hidratos de carbono presentes en el pan", responde la nutricionista. 

Esta es la gran diferencia respecto al pan actual, que es menos natural, tiene un mayor índice glucémico y es más difícil de digerir, por lo que se buscan otras alternativas, como el pan de masa madre o el integral. 

Beneficios del pan de masa madre

El pan de masa madre y de larga fermentación, es decir, más de 12 horas de fermentación, tiene los siguientes beneficios:

  • Es más fácil de digerir.
  • Tiene un índice glucémico menor y, por tanto, sacia más.
  • Provoca una mejor absorción de vitaminas y minerales.
  • El pan se mantiene fresco por más tiempo y no necesita aditivos extra.
  • Tiene bacterias buenas.

¿Es recomendable el pan integran no fermentado?

La nutricionista Balnca apunta a que el pan integran no fermentado "es mejor opción que el blanco, aunque sin los beneficios del fermentado". De hecho, hay que escoger pan integral 100%, de la mejor calidad posible.

Con este tipo de pan no sube tanto la glucosa como con el pan blanco, pero sí sube más que con el pan fermentado. Igualmente, sacia más que el pan blanco, pero menos que el fermentado. 

Así, no hay que comer este tipo de pan más que una vez al día y en poca cantidad, como recomienda la experta. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento