Qué pasa si comes pasas cada día

Pasas elaboradas con uva negra.
Pasas elaboradas con uva negra.
Wikipedia / Evan-Amos

Las uvas o las ciruelas pasas son dos de las frutas más comunes a las hora de llevar a cabo el proceso de deshidratación al que se someten algunos frutos para reducir el contenido en agua y paralizar así la acción de los gérmenes, que necesitan esa cantidad de humedad para poder vivir. 

Las frutas desecadas son un alimento tradicional y, en el caso de las pasas, se caracterizan por su color oscuro, un aroma más intenso y la ausencia de pepitas, además de por su menor tamaño. 

Las características que obtiene la uva o la ciruela cuando es desecada, hace que las pasas aporten al organismo una serie de beneficios nutricionales, lo que convierten a esta fruta desecada en un alimento perfecto como aperitivo o merienda, quitando así el hambre entre horas.

Mejora de los factores de riesgo de las enfermedades cardíacas

Comer pasas a diario puede mejorar los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, según una nueva investigación que se ha publicado en la revista Journal of Medicinal Food y recogido por Europa Press.

Entre estos factores de riesgo, puede mejorar el aumento de la capacidad antioxidante y la reducción de la inflamación en mujeres posmenopáusicas sanas.

Concretamente, el estudio observó que el consumo de 50 gramos de ciruelas pasas (unas 5 o 6 ciruelas pasas) al día durante 6 meses mejora los biomarcadores de riesgo de enfermedades cardíacas, lo que incluye el aumento del colesterol "bueno" del cuerpo, conocido como HDL, y la reducción de la proporción entre el colesterol total.

Beneficios nutricionales de comer pasas

Las uvas pasas tienen la ventaja de que se pueden encontrar en el mercado durante todo el año y, sobre todo, que son una fuente de algunos nutrientes y minerales, como fibra, potasio, y vitamina B6. 

Es el perfecto aperitivo para media mañana, ya que aporta gran cantidad de energía. De hecho, su aporte energético se cuatriplica respecto a la uva fresca y natural, sin disecar, según la Fundación Española de Nutrición (FEN). Sin embargo, hay que tener en cuenta que su aporte calórico es de 286 kcal por 100 gramos. 

Durante la desecación de la uva, su contenido en agua se reduce, lo que da lugar a una concentración de sus nutrientes. Esto quiere decir que una cierta cantidad de un nutriente será mayor en una menor cantidad de fruto comestible. 

la concentración de los nutrientes.

Además de esto, las pasas son una gran fuente de fibra soluble e insoluble, lo que aporta beneficios directamente relacionados con la salud del tránsito intestinal y su correcto funcionamiento. 

Igualmente, su aporte de minerales es destacable en su composición, ya que aporta gran cantidad de potasio, calcio, hierro, magnesio, fósforo y selenio. El potasio, el fósforo y el calcio son los de mayor cantidad, con 860 mg, 110 mg y 71 mg, respectivamente. 

En último lugar, respecto a las vitaminas, destaca el contenido en vitamina B6 y B1. Por su parte, la vitamina C, está en mayor cantidad en la fruta fresca, ya que este nutriente se pierde durante el proceso de desecado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento