Qué pasa si comes cerezas cada día

Las cerezas son una de las frutas más esperadas de la primavera
Las cerezas son una de las frutas más esperadas de la primavera
Steve Buissinne / Pixabay

A finales de primavera y comienzos del verano es el momento perfecto para empezar a recolectar y consumir las cerezas, el único fruto con hueso no climatérico, es decir, que una vez recolectado, no madura fuera del árbol. Así, la cereza convierte en uno de los frutos más esperados de esta temporada. 

Se comen muy fácilmente, ya que no necesitan ser peladas y se pueden transportar de forma práctica para comerlas en cualquier momento, por lo que son ideales para llevar al trabajo o a las clases y comer de aperitivo a media mañana.

Así, las cerezas son uno de los frutos rojos que más gustan tanto a los niños como a los adultos y cuyo consumo aporta algunos beneficios nutricionales, gracias a su contenido en vitaminas o minerales.

Características y beneficios nutricionales de las cerezas

En primer lugar, al igual que sucede con otras frutas, la cereza tiene un alto contenido en agua, por lo que es perfecta para hidratarse y refrescarse durante los meses de calor. También por ello, únicamente aporta una energía de 65 kcal por cada 100 gramos de porción comestible. 

Por otro lado, aunque desde el Reglamento 1924/2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos no destacan ningún nutriente como alto contenido, sí se puede resaltar su aporte de potasio y vitamina C, además de los flavonoides, alcohol perílico y ácidos orgánicos, como indican desde la Fundación Española de Nutrición (FEN).

A pesar de este aporte calórico moderado respecto al de otras frutas, la cereza es rica en hidratos de carbono, principalmente azúcares simples como fructosa, glucosa y sacarosa, pero también aporta cantidades considerables de fibra, que mejora el tránsito intestinal.

En lo que se refiere a su contenido en vitaminas, están presentes, aunque en pequeñas cantidades, la vitamina C, tiamina, folatos y provitamina A. La vitamina C es la que más destaca, con 8 mg por cada 100 gramos de porción comestible. Así, es un 

En cuanto al aporte de minerales, están presentes, aunque tiene poca proporción, el magnesio, hierro y calcio, pero destaca el aporte de potasio, que es de 255 mg por cada 100 gramos de cerezas.

Por último, en su composición cabe destacar la presencia de compuestos bioactivos como las antocianinas (localizadas en la porción carnosa de la fruta), monoterpenos, concretamente, alcohol perílico y flavonoides (ácido elágico), según FEN.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento