Logo del sitio

Las 4 frutas que más causan anafilaxia, la reacción alérgica grave que puede provocar la muerte

El escenario sin polinizadores sería complicado para los amantes de los melocotones, ya que se reduciría considerablemente su disponibilidad.
El melocotón es la fruta que más habitualmente provoca alergia.
Pixabay/jackmac34

El sistema inmunitario de la mayoría de las personas es capaz de tolerar sin problemas todos los alimentos. Sin embargo, hay algunos casos en los que se produce una reacción anormal, que puede llegar a revestir gran gravedad y poner en serio riesgo la salud de la persona afectada.

El porcentaje de la población a la que esto le sucede es significativo: en Europa, se estima que un 3% de las personas tiene alguna forma de alergia alimentaria. Los alimentos que más comúnmente desencadenan estas reacciones son los mariscos, los cacahuetes, los frutos secos, los huevos, la leche y algunas frutas.

El melocotón, la alergia a fruta más frecuente

Entre estas últimas, hay que señalar que no todas provocan alergia con la misma frecuencia. Esto se debe a que lo que en realidad dispara la reacción alérgica en el sistema inmunitario son determinadas proteínas, como la LTP, que se encuentran en diferente proporción en diferentes frutas.

Lo que sí es importante recordar es que en el caso de detectar que padecemos alergia a una fruta determinada fruta y especialmente si la reacción es grave deberemos tener cuidado de evitar su consumo, ya que en casos extremos la ingesta puede provocar complicaciones tan graves como el shock anafiláctico, que puede incluso llegar a ser letal.

Así, las frutas que más comúnmente provocan reacciones alérgicas son el melocotón, el kiwi, el plátano y la manzana. Conviene destacar, no obstante, que en las personas alérgicas al melocotón suelen darse alergias cruzadas (alergias a otras frutas como la ciruela o el albaricoque).

Síntomas de shock anafiláctico

En la mayoría de las instancias, esta alergia a las frutas se manifiesta en la forma de picores en diferentes zonas del cuerpo, incluyendo la boca y la garganta; hinchazón de lengua y labios, aparición de manchas rojas o ronchas en la piel y síntomas gastrointestinales como diarrea, gases, dolor o náuseas y vómitos.

Por el contrario, en el caso de una anafilaxia los síntomas consisten en reacciones cutáneas graves, incluyendo urticaria y picazón, descenso de la presión arterial (hipotensión), constricción de las vías respiratorias por la inflamación de la lengua y la garganta, que puede causar dificultad para respirar; incremento de la frecuencia cardíaca, náusea, vómitos o diarrea, mareos o desmayos y parada cardiorrespiratoria en casos muy graves.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento