Logo del sitio

"Tras una cirugía bariátrica hay más de un 90% de probabilidad de lograr una remisión total de la diabetes tipo 2"

El doctor David Molina García, cirujano bariátrico.
El doctor David Molina García, cirujano bariátrico.
Cortesía.

El alarmante avance de la diabetes en los últimos años ha colocado a España como el segundo país de Europa con mayor porcentaje de pacientes con diabetes, solo por detrás de Alemania. Según un estudio de la Federación Internacional de Diabetes (FID) un 14,8% de su población sufre esta enfermedad. Y de este porcentaje de españoles, el 90% padecen Diabetes Tipo 2 o Diabetes Mellitus.

Muchos de estos casos están relacionados directamente con la obesidad, razón por la que la cirugía bariátrica - que comenzó como una solución completamente enfocada en lo estético- se ha posicionado como una solución de éxito para revertir la diabetes. De hecho, los últimos estudios demuestran que el 93% de los pacientes llegan a curarse de la Diabetes Tipo 2 después de una cirugía bariátrica. De todo ello hablamos con el doctor David Molina García, cirujano bariátrico, director de varias unidades de Obesidad y fundador de la Clínica Obesis.

¿En qué consiste la cirugía bariátrica?La cirugía bariátrica es un conjunto de técnicas quirúrgicas, mínimamente invasivas, para disminuir el volumen gástrico y, dependiendo de la técnica, también una disminución en la absorción de nutrientes a través del intestino delgado. El resultado de estas técnicas es reducir de forma significativa la ingesta calórica del paciente, con lo que conseguimos un descenso importante del exceso de peso sin entrar en un estado de malnutrición o desnutrición.

¿Qué condiciones o requisitos necesita el paciente para poder optar a esta operación?Para poder realizar una cirugía bariátrica a un paciente hay que analizar, entre otras cosas, el índice de masa corporal (IMC) que no es más que la relación entre el peso entre la talla al cuadrado. Entre los criterios más importantes para que una persona pueda optar a una cirugía bariátrica son los siguientes:
- Pacientes con IMC mayor a 40 sin comorbilidades asociadas a la obesidad.
- Pacientes con IMC mayor a 35 en pacientes con comorbilidades asociadas a la obesidad, como puede ser la hipertensión arterial, diabetes mellitus, síndrome de apnea del sueño, patología cardiovascular y enfermedades osteomuscular sintomática.
- Pacientes con diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2, de más de cuatro años y muy difícil control metabólico, con IMC mayor a 30.

La cirugía bariátrica era una opción idónea para personas con obesidad. ¿Cuándo y cómo se descubre que puede ser también una opción para los pacientes diabéticos?Las indicaciones de la cirugía bariátrica están bien definidas desde hace muchos años, incluso ya es bien sabido la mejoría o incluso la curación de muchas enfermedades asociadas a la obesidad. Sin embargo, en cuanto a la diabetes mellitus se podría decir que es una de las comorbilidades asociadas en donde la cirugía bariátrica tiene más impacto en cuanto a su remisión o incluso su curación. Tanto es así, que desde hace relativamente poco tiempo se ha añadido una nueva indicación de cirugía bariátrica en pacientes diabéticos con IMC mayor a 30, precisamente por los buenos resultados que se han obtenido en pacientes con IMC mayor a 35.

El cirujano bariátrico David Molina García

David Molina García

  • Cirujano bariátrico
El doctor David Molina García es cirujano bariátrico, coordinador de varias unidades de Obesidad y fundador de las Clínicas Obesis, con sedes en Sevilla y Huelva.
Tiene diploma de competencia en Cirugía Bariátrica y Metabólica expedido por la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO) y se dedica a ayudar a pacientes para superar la obesidad y las enfermedades y trastornos asociados a esta.

¿Por qué la cirugía bariátrica puede ser una buena solución para curar la diabetes tipo 2?La diabetes mellitus tipo 2 es una enfermedad que está muy relacionada con la obesidad, por tanto, en pacientes con IMC mayor a 30, es decir, en rango de obesidad y que presenten un diagnóstico de diabetes mellitus, tiene más de un 90% de probabilidad en mejorar el control glucémico o incluso lograr una remisión total después de una cirugía bariátrica. Sin embargo, en personas con diabetes mellitus tipo 2 y que no presenten obesidad no está demostrado que la cirugía bariátrica pueda presentar algún beneficio en este grupo de pacientes.

¿Cuáles son las principales ventajas de someterse a esta intervención para el paciente diabético?Son múltiples las ventajas que obtienen los pacientes diabéticos tipo 2 con obesidad que se someten a una cirugía bariátrica, ya que, de forma muy precoz después de la cirugía, incluso al mes de postoperatorio, un gran porcentaje de pacientes puede llegar a presentar cifras normales de glucemia y de hemoglobina glicosilada, que son los parámetros que solemos medir para evaluar el control metabólico de este tipo de pacientes. En el poco porcentaje de pacientes que no llegan a presentar una remisión completa de esta enfermedad, sí que logran un mejor control metabólico con el tratamiento médico prescrito.

Según los estudios, el 93% de pacientes llegan a curarse de la diabetes tipo 2 después de una cirugía bariátrica. ¿En qué casos no funciona?Efectivamente, la gran mayoría de pacientes con diagnóstico de diabetes tipo 2 logra una remisión parcial o total de su enfermedad tras realizarse una cirugía bariátrica. Sin embargo, hay varios factores que pueden afectar en cuanto a la probabilidad de remisión parcial de esta enfermedad. Fundamentalmente se debe al tiempo de evolución, es decir, en pacientes con un diagnóstico reciente de diabetes mellitus tipo 2 asociado a una obesidad tiene más probabilidad de conseguir una remisión completa e incluso de forma muy precoz en el postoperatorio.

Por otro lado, en pacientes con un diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2 de larga evolución, que incluso requieran tratamiento con insulina para conseguir un control glucémico adecuado, tiene menos probabilidad de conseguir una remisión completa. Sin embargo, en este subgrupo de pacientes sí que se logra una remisión parcial de su enfermedad. Es decir, se puede llegar a disminuir de forma considerable la dosis de antidiabéticos orales y de insulina necesarios para conseguir un control metabólico correcto.

España es el segundo país de Europa con mayor porcentaje de pacientes con diabetes, solo por detrás de Alemania. ¿A qué se debe este alarmante aumento de los casos?Efectivamente, España es uno de los países con mayor porcentaje de pacientes con diabetes mellitus en relación a otros países y eso también es debido a que España también es un país con una prevalencia muy alta de obesidad. Y como ya es sabido la relación entre la obesidad y la diabetes mellitus es muy estrecha.

Esta situación supone un problema de salud pública sumamente grave sin que las autoridades sanitarias reconozcan la gravedad del asunto, a pesar de que la OMS clasifique la obesidad como una enfermedad pandémica, multifactorial e incurable que trae como consecuencia comorbilidades serias y que afectan directamente la calidad de vida y la salud de los pacientes como son la diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, síndrome de apnea del sueño, entre otros. También es importante comentar que los hábitos de vida en la población general han ido cambiando de forma progresiva, aumentando el sedentarismo y el consumo de alimentos ricos en carbohidratos de alta absorción, con una disminución importante en el consumo de frutas, verduras y alimentos frescos.

¿Cómo es el postoperatorio en esta cirugía? ¿Qué cuidados requiere el paciente tras la operación?El posoperatorio de esta cirugía suele ser bastante bueno. Tiene muy pocas molestias en el postoperatorio inmediato, ya que estas técnicas suelen realizarse por vía mínimamente invasiva, es decir, por vía laparoscópica. En menos de 24 horas de postoperatorio estos pacientes inician dieta líquida y deambulan prácticamente sin limitaciones. Durante el primer mes de posoperatorio, lo único que solemos limitar es el realizar grandes esfuerzos y ejercicios de alta intensidad.

En cuanto a los cuidados posoperatorios solo se requiere medida de asepsia en relación a las heridas quirúrgicas, curas diarias y retirada de grapas a los 10 días de la intervención aproximadamente. En casa es sumamente importante programar un seguimiento estrecho por parte del equipo multidisciplinar conformado por nutricionistas, endocrinólogos y psicólogos especialistas en obesidad.

¿Pueden producirse complicaciones? ¿De qué tipo?Actualmente la cirugía bariátrica tiene una tasa de complicaciones extremadamente baja, casi anecdóticas, todo esto gracias a la estandarización de las técnicas quirúrgicas así como de los procesos asistenciales y el seguimiento estrecho por el equipo multidisciplinar de especialistas.

En cuanto a las complicaciones más temidas, las más importantes suelen ser el sangrado posoperatorio y las fugas secundarias a dehiscencias en la línea de grapas o en las anastomosis digestivas en el caso del bypass gástrico. Lo más importante en relación a estas complicaciones, en el caso de que sucedan, es el diagnóstico temprano de la situación para así darle una solución correcta. Si obtienen una solución inmediata, disminuyen las repercusiones clínicas que las complicaciones pudieran traer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento