Primer trimestre de embarazo: qué hacer en la semana 12 de embarazo

  • La semana 12 de embarazo pone fin al primer trimestre y es cuando se debe comprobar el riesgo de preeclampsia.
Embarazo, embarazada
Coger poco peso y adoptar una buena postura es fundamental en la semana 12 de embarazo.
FLIKR/FUFUE

La semana 12 de embarazo es la que pone el cierre al primer trimestre y coincide con la última del tercer mes. Con ella se pone fin a muchos miedos, ya que a partir de ahora el riesgo de aborto espontáneo es mucho menor. El feto empieza ya a tener mucha más movilidad y comienza a crecer de manera más rápida. Esto repercutirá en el aumento de peso de la madre y su barriga.

A pesar de que las náuseas ya han quedado casi en el olvido, sí es cierto que empiezan a aparecer los problemas de acidez. Con todo, los altos niveles de estrógenos y progesterona aumentan la grasa en la piel. Los pechos también suelen crecer y puede que las aureolas se oscurezcan. Conviene tener cuidado con el sol, ya que el riesgo de manchas es todavía mayor en esta semana.

Se realiza la ecografía de las 12 semanas

Esta semana 12 de embarazo con la que culmina el primer trimestre es muy especial porque en ella se hace otra ecografía. En ella se puede observar con claridad la columna, extremidades y la cabeza del feto. El médico realizará ciertas comprobaciones como el latido cardíaco, cuánto mide el cráneo, el número de fetos que hay y si son mellizos o gemelos, etc.

Asimismo, ya es posible detectar si hay miembros cortos que todavía no se han desarrollado como deberían o incluso anomalías cerebrales severas. También, se valora el estado de la placenta, si hay algún nudo en el cordón umbilical y la cantidad de líquido amniótico existente. Esto será de ayuda para verificar que todo está en orden y que el embarazo puede proseguir sin sobresaltos.

Se hace un cribado de preeclampsia

A pesar de los NIH explican que "en el 75% de los casos, la preeclampsia es leve", esto no quiere decir que durante la ecografía no haya que hacer un cribado para prevenir que la placenta se separe el útero. Por lo tanto, someterse a esta prueba que determina cuál puede ser el riesgo de desarrollar hipertensión arterial es fundamental, ya que la vida del bebé puede estar en juego.

Un parto prematuro o la pérdida del embarazo son algunos de los riesgos que corre una mujer embarazada si sufre preeclampsia en algún momento. Además, en casos graves, la propia madre puede llegar a convulsionar, poniendo en riesgo su propia vida y la del feto. Por eso, aunque esta situación no suele ser habitual, este cribado es importante y no debe pasarse por alto.

Cuidar la postura y no transportar mucho peso

Además de continuar con las recomendaciones de las semanas previas (hacer ejercicio, comer bien, beber agua y usar ropa cómoda) es importante cuidar la postura en esa semana 12 de embarazo. Aunque algunas mujeres no tengan una barriga que se note demasiado, coger mucho peso de forma inadecuada puede provocar que se hagan daño en su espalda

Por lo tanto, siempre deben agacharse flexionando las rodillas mientras mantienen la espalda recta y coger solo peso ligero. En caso contrario, es mejor pedir ayuda. La verdad es que esta recta final del primer trimestre está cargada de bienestar, ilusiones y ganas ya de que llegue el tercer trimestre. Aunque, para esto, todavía quedan muchas semanas por delante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento