Este es el sorprendente número de minutos de ejercicio que debes hacer al día, según un estudio

Te va a permitir activarte y empezar el día con energía. Y además, después del esfuerzo físico, por la noche estarás más cansado y tendrás un descanso más reparador.
Ocho minutos diarios de ejercicio físico vigoroso reducen notablemente la mortalidad por cualquier causa.
Pixabay/StockSnap
Te va a permitir activarte y empezar el día con energía. Y además, después del esfuerzo físico, por la noche estarás más cansado y tendrás un descanso más reparador.

En prácticamente todas las recomendaciones que se dan a la población en materia de salud está incluida la práctica habitual de ejercicio físico. Desde luego, se trata de un hábito fundamental; en lo que no parece haber tanta unanimidad es en el tiempo y en la forma en la que debe hacerse este ejercicio.

Esto es algo lógico, si tenemos en cuenta que las necesidades de cada persona son diferentes, que el ejercicio que se realiza se relaciona también con la dieta que se sigue y que la intensidad del mismo puede variar.

Ocho minutos de ejercicio vigoroso

Afortunadamente, para aquellos que dispongan de poco tiempo libre en el día a día, existen maneras de cumplir con este hábito saludable sin perder la oportunidad de realizar otras tareas que disfrutemos. Y es que, tal y como señala un estudio recientemente publicado en el medio académico European Heart Journal, si el ejercicio es vigoroso tan sólo 8 minutos diarios podrían bastar para disminuir el riesgo de mortalidad por cualquier causa hasta en un 36% y el de padecer enfermedad cardíaca hasta en un 35%.

Los autores de este trabajo han llegado a esta conclusión después de analizar los datos recogidos por dispositivos wearables de más de 71.000 usuarios en el Reino Unido y de realizar un seguimiento de estas personas durante los años siguientes.

Sea como sea, sí que destacan que cuanto más tiempo se pase haciendo ejercicio mayores son los efectos protectores sobre la salud, pese a que a partir de cierto punto la diferencia comienza a disminuir.

Efectos cardiovasculares y anticancerígenos

Así, un entrenamiento duro pero corto mejora la tensión sanguínea, disminuye la formación de placas en las arterias (aterosclerosis) y en general mejora el estado físico de la persona que lo lleva a cabo. Los investigadores, por otra parte, subrayan que el ejercicio vigoroso ayuda al cuerpo a adaptarse mejor que el ejercicio moderado, con lo que los beneficios para la salud son más significativos.

También, cabe señalar que los efectos positivos del ejercicio regular en la salud humana no se circunscriben únicamente al sistema circulatorio. La actividad física frecuente, se ha demostrado, tiene acción antiinflamatoria, con lo que también reduce el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.

El ejercicio vigoroso, aclaran, es aquel en la que la frecuencia cardíaca alcanza al menos el 77% del valor máximo (un parámetro que puede calcularse con la ayuda de los dispositivos wearables, como los smartwatch. En ausencia de uno de estos, una buena manera de saber si se está alcanzando esta intensidad es un ejercicio en el que la respiración se intensifique hasta dificultar pronunciar una oración completa.

Referencias

Matthew N Ahmadi, Philip J Clare, Peter T Katzmarzyk, Borja del Pozo Cruz, I Min Lee, Emmanuel Stamatakis. Vigorous physical activity, incident heart disease, and cancer: how little is enough?. European Heart Journal (2022) DOI: https://doi.org/10.1093/eurheartj/ehac572

Mostrar comentarios

Códigos Descuento