Dos alternativas a tomar el sol para broncear la piel sin rayos UVA artificiales

Tomar el sol con protección
Tomar el sol con protección solar.
Europa Press/Archivo

El bronceado de la piel tras tomar el sol es una consecuencia del incremento de actividad en el número de melanocitos, unas células que se encargan de producir melanina. Así, cuando nuestra piel se expone a los rayos UVA intenta protegerse produciendo "más cantidad de melanina, el pigmento de la piel que la vuelve más oscura", detallan en MedlinePlus

Así es como se produce el bronceado, una práctica poco saludable al producir un daño constante en la piel. Pero, ¿cómo podemos broncearnos sin que se produzca este daño? Una de las opciones más utilizadas es el uso de autobronceadores, esto es, productos para broncear la piel sin tomar el sol que se comercializan en forma de cremas o aerosoles corporales.

Autobronceadores: ¿cómo se deben usar sin riesgos?

Como explican los especialistas de Mayo Clinic, el compuesto activo de estos productos es el "aditivo de color dihidroxiacetona". Al aplicarse "reacciona con las células muertas en la capa superficial de la piel para oscurecerla temporalmente y simular un bronceado", indican.

El uso de este ingrediente para su aplicación externa en la dermis está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), aunque "no debe inhalarse ni aplicarse en áreas cubiertas por las membranas mucosas", como labios, nariz o alrededor de los ojos.

En el caso de utilizar este tipo de productos en el hogar, resulta esencial seguir las instrucciones del fabricante y tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • El primer paso es exfoliar el cuerpo para "eliminar el exceso de células muertas de la piel", detallan en Mayo Clinic.
  • Aplicar la solución por áreas del cuerpo, como los brazos, las piernas y el torso.
  • Limpiar todas las zonas de las articulaciones, como codos, tobillos o rodillas, que "tienden a absorber mayor cantidad de producto de bronceado".
  • Esperar a que se seque todo el producto. Después, es conveniente utilizar ropa ligera y evitar la sudoración.

Una opción alternativa para hacerla en casa

Existen multitud de cremas y lociones para el bronceado desde casa, como es el caso de las ofrecidas por Tannity Studios. Se trata de una mousse que potencia el bronceado de forma natural con una duración de seis semanas sin necesidad de rayos UVA ni exposición solar. 

Además, disponen de diferentes productos, como un autobronceador para todo el cuerpo o uno facial iluminador enriquecido con vitaminas para broncear de forma gradual. Así, ofrecen los siguientes consejos para mejorar el bronceado en casa:

  • Antes de aplicar el producto, hay que limpiar la piel.
  • Exfoliar o realizar cualquier otro tratamiento de estética 24 horas para un mejor resultado.
  • Hidratar la piel los días previos al autobronceado.
  • Aplicar crema hidratante en las zonas más secas del cuerpo justo antes del bronceado.
  • Aplicar el producto en movimientos circulares. 
  • Dejar que se extienda gradualmente durante ocho horas.
  • Utilizar ropa ligera y oscura. 
  • Ducharse con agua fría y tibia.

Bronceado con caña de azúcar, otra alternativa natural

Además de los autobronceadores que se pueden utilizar en casa, otra opción es acudir a un centro estético para un tratamiento de bronceado con un derivado de la caña de azúcar. Se basa en pulverizar sobre la piel el principio activo dihidroxiacetona (DHA), el mismo que está presente como ingrediente en los autobronceadores, al ser 100% natural e inocuo para la piel.

"La DHA es una molécula de gran tamaño a la que le resulta imposible penetrar en las capas profundas de la piel, lo que garantiza la inocuidad, ya que solo puede actuar en la capa más superficial", explican en los Centros Corpora.

Este tratamiento se aplica en centros de belleza y estética en sesiones que suelen tener una duración de 15 minutos, por lo que es un proceso bastante rápido y sencillo. La loción que se aplica no tiene colorantes y es completamente natural, por lo que no mancha. "Reaccionará con las proteínas de la piel y generará un bronceado que se apreciará de forma inmediata", añaden.

Durante las ocho horas siguientes a cada sesión, la persona no puede entrar en contacto con el agua y se debe evitar la sudoración. "Pasado ese plazo, puede ducharse tranquilamente y hacer actividad normal, cuidando de hidratarse al máximo la piel", concluyen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento