La enfermedad común que multiplica por seis el riesgo de infarto

Gripe, resfriado y Covid-19: síntomas y cómo distinguir estas enfermedades
Un hombre con gripe
Canva
Gripe, resfriado y Covid-19: síntomas y cómo distinguir estas enfermedades

La gripe es una de las infecciones respiratorias más comunes; cada año, aparece estacionalmente y afecta a millones de personas en todo el mundo. A menudo, especialmente en el primer mundo, la percibimos como una enfermedad leve; sin embargo, en algunos casos puede tener consecuencias muy graves.

Ahora, un nuevo estudio ha confirmado una relación que ya se intuía entre la gripe y un problema mucho más grave: el paro cardíaco. Y es que, según las conclusiones de este trabajo, las personas diagnosticadas de gripe tienen hasta seis veces más probabilidades de sufrir un ataque cardíaco en la primera semana desde el resultado positivo que en el año previo o posterior a la enfermedad.

La gripe aumenta la viscosidad de la sangre

Tal y como han explicado en el Congreso Europeo Anual de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas celebrado este mes de abril en Copenhague (Dinamarca) y como recoge el portal de noticias sobre salud Medscape, la conexión entre la gripe y el ataque cardíaco yace en la habilidad que tiene el virus para aumentar la viscosidad y la coagulación de la sangre. Estos fenómenos, junto a la inflamación desencadenada como respuesta inmune por el organismo, puede debilitar las placas grasas de las arterias. Cuando una placa se fragmenta, puede formarse un coágulo sanguíneo y provocar un ataque cardíaco.

De hecho, los autores de la investigación apuntan que en general las infecciones respiratorias pueden causar obstrucciones de esta manera, incrementando el riesgo cardiovascular.

Los resultados, que pretendían replicar los de un trabajo previo llevado a cabo en 2018 pero con un análisis más robusto, emergen de cruzar los datos de 16 laboratorios de los países bajos (cubriendo el 40% de la población) junto con registros hospitalarios y de fallecimientos.

Agrava enfermedades previas

Los expertos consultados por Medscape subrayan que estos hallazgos inciden en la necesidad de vacunar a la población frente a la gripe, que no siempre es una inconveniencia de corta duración sino que puede tener aparejado todo un abanico de graves consecuencias.

Por ejemplo, la evidencia previa ha mostrado que la gripe puede empeorar otras condiciones subyacentes, tales como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), los problemas hepáticos o de riñón o la esclerosis múltiple.

¿Quieres recibir los mejores contenidos para cuidar tu salud y sentirte bien? Apúntate gratis a nuestra nueva newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento