Logo del sitio

10 señales definitivas para saber si soy víctima de maltrato psicológico y pedir ayuda

El maltrato psicológico no deja señales tan obvias.
El maltrato psicológico no deja señales tan obvias.
GTRES

Las estimaciones publicadas por la Organización Mundial de Salud muestran que alrededor del 30% de las mujeres en el mundo han sufrido violencia física y/o sexual en algún momento de su vida. El 27% de las mujeres de 15 a 49 años informan haber sufrido algún tipo de violencia física y/o sexual por su pareja. Sin embargo, hay otro tipo de violencia más difícil de detectar: el maltrato psicológico.

Mientras que la violencia física y sexual está ampliamente condenada por la sociedad y es más fácilmente detectable, la violencia psicológica, en ocasiones, es completamente imperceptible para el círculo cercano de la víctima e, incluso, para la propia víctima, que no es consciente del maltrato al que está siendo sometida. 

Por ello, es importante conocer algunos de los signos más frecuentes o que pueden ayudar a la víctima a detectar la violencia psicológica que está sufriendo, así como a los seres queridos que le rodean. 

¿Cómo saber si te están maltratando psicológicamente?

Algunos signos y síntomas de maltrato psicológico son difíciles de detectar, ya que el maltratador sabe cómo manipular y camuflar ese tipo de violencia sobre su pareja, de tal modo que, muchas veces, solamente se detecta cuando ya está muy avanzado. 

Tanto desde el portal especializado en violencia de género del Ministerio de Igualdad como desde el Centro de Psicología y Formación Cepsim, ofrecen algunas pautas que pueden alertar de que una persona está siendo víctima de maltrato psicológico: 

  1. El maltratador ignora o desprecia los sentimientos de la víctima con frecuencia e, incluso, llega a reírse o burlarse de los sentimientos negativos de la mujer, haciéndole ver que "se ha puesto así por una tontería" y que realmente no es nada importante.
  2. Ridiculiza, insulta o desprecia a las mujeres en general: no se centra únicamente en su pareja, sino que hace comentarios despectivos hacia el género femenino en general. 
  3. El maltratador humilla, grita o insulta a la víctima: esto puede suceder en el ámbito privado, pero también público. 
  4. Chantaje emocional: es una forma de manipulación muy utilizada en estas situaciones. Victimismo, culpa y/o promesas son algunas de las tácticas que usa el maltratador para invertir la situación y quedar de víctimas: "No pasa nada tu disfruta, yo me quedaré aquí sin hacer nada" o "Tú me has provocado y por eso me he enfadado, yo sin ti no soy nadie", son dos ejemplos.
  5. Control: el maltratador quiere saber constantemente dónde está la víctima, con quién, lo que está haciendo, cuáles son sus horarios... este control lo camuflará con preocupación: "Me preocupo por ti" o "¿Dónde estás? A ver si te va a pasar algo".
  6. Aislamiento de los seres queridos: poco a poco, la víctima puede empezar a notar que se está alejando de su familia o amigos y, aunque pueda parecer que lo hace por ella misma, lo cierto es que el maltratador tiene mucho que ver en esto. Así, va aumentando el control y con la excusa de pasar más tiempo juntos o haciendo ver a la víctima que se siente solo o triste cuando no está ella, comenzará a prohibir las salidas individuales. Este aislamiento también hace más difícil que los seres queridos identifiquen el maltrato.
  7. Amenazas constantes: cada vez que la víctima intenta revelarse o poner un poco de control sobre la situación, el maltratador puede usar las amenazas de todo tipo. Incluso, puede amenazar a la víctima con hacerle daño a ella o a su familia o con quitarle a los hijos o hijas en caso de dejarlo. 
  8. Culpabilización: el maltratador siempre echa la culpa de todo lo malo que le pasa a la víctima, de forma constante, incluso en cosas en las que la víctima no ha intervenido para nada: "No me habrían echado del trabajo si no me distrajese tanto contigo", por ejemplo.
  9. Pérdida de identidad: en muchas ocasiones, la víctima acaba por perder su propia identidad y pasa a estar alerta constantemente de sus acciones para no enfadar a la otra persona, para que no la abandone, para que no reproche nada. De este modo, actuará conforme a lo que le dicen, perdiendo su esencia, lo que la hace especial.
  10. Castigos: el maltratador castiga a su pareja con indiferencia, dejándole de hablar, amenazándole con ser infiel y generando esa dependencia emocional para conseguir sus objetivos.

Desde la web del Ministerio de Igualdad hay numerosos recursos para auxiliar a las víctimas de violencia de género y que puedan pedir ayuda. Está el teléfono 016, así como el Servicio Telefónico de Atención y Protección a las víctimas de la violencia de género, entre otros recursos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento