Logo del sitio

¿Eres Eros, Ludus o Storge? Descubre los seis arquetipos amatorios según el psicólogo John Allan Lee

  • En Eros prima la pasión física, Ludus evita el compromiso y Storge valora la afinidad de gustos y el compromiso.
  • A partir de estos tres arquetipos primarios surgen otros tres secundarios: Ágape, Manía y Pragma.
Pareja
Pareja abrazándose
GTRES

Si no hace mucho abordábamos la conocida teoría triangular del amor, planteada por el psicólogo estadounidense Robert Sternberg en 1986, y cómo ésta a partir de tres elementos -intimidad, pasión y compromiso- establecía la existencia de siete tipos de amor; hoy nos vamos a detener en los llamados arquetipos amatorios.

Detrás de este término se encuentra el investigador de psicología social canadiense John Allan Lee, que además fue activista en Amnistía Internacional, defensor de los derechos de la comunidad LGTBI y una de las voces más importantes de su país en la defensa del derecho a morir o el suicidio asistido. En 1973 este sociólogo publicó el libro Colours of Love: An Exploration of the Ways of Loving, en el que definía estos arquetipos amatorios o tipos de amor y asociaba cada uno de ellos a un color.

Por tanto, su "teoría de los colores del amor" afirmaba que existen tres tipos de afectos primarios que asociaba a su vez a los tres colores primarios -rojo, amarillo y azul- y que la mezcla de estos da lugar a otros tres arquetipos secundarios. Otra consideración importante de Lee fue que los amantes pueden pasar de un arquetipo a otro a lo largo de su vida pero que generalmente hay uno predominante para cada persona.

Los seis arquetipos amatorios según el psicólogo John Allan Lee
Los seis arquetipos amatorios según el psicólogo John Allan Lee
Henar de Pedro

¿Cuáles serían entonces los tres arquetipos primarios? El primero de ellos sería Eros y se asocia al color rojo. El amante en el que predomina este arquetipo prima la pasión física y emocional. Es el estilo de amor más sensorial que se caracteriza por la búsqueda de la belleza y la actividad sexual. Son personas con gran seguridad en sí mismas, que suelen elegir a su pareja por química y la valoran mucho pero sin llegar a obsesionarse.

Luego estaría Ludus que se identifica con el color azul. El amante en el que predomina este arquetipo evita el compromiso y aunque su intención no sea la de hacer daño a su pareja, suele provocarlo por la diferencia de expectativas sobre la relación. Aún así no son frívolas ni deshonestas ya que dejan claras desde un principio sus intenciones. Como su propio nombre indica es un amor que se vive como un juego o deporte. Este tipo de amantes son conquistadores, pueden compaginar varias parejas a la vez y no suelen implicarse a fondo en sus relaciones. Por lo tanto, ni buscan la estabilidad ni hacen planes de futuro.

Y por último, el tercer arquetipo amoroso sería Storge y se relaciona con el color amarillo. Se trata del amor como compañerismo. Los amantes de este grupo ven el amor como una forma evolucionada de la amistad y valora muchísimo en su pareja la afinidad de gustos, intereses y nivel de compromiso. No se trata de una persona que se enamore a primera vista, sino que le da más importancia la compatibilidad emocional y el gusto por la conversación. Buscan los compromisos a largo plazo y aunque tienen en cuenta la apariencia física y el deseo sexual, estos aspectos son secundarios para ellos.

A partir de estos tres arquetipos primarios - Eros, Ludus y Storge- surgirían otros tres subgrupos o arquetipos secundarios. A saber:

Ágape, que sería el amor altruista y se identifica con el color naranja. El amante en el que predomina este arquetipo valora los intereses y emociones de la persona amada por encima de sus propios intereses. Son los amantes más generosos, los más espirituales, los que se sienten más felices dando que recibiendo. Sería un intermedio entre Eros y Storge.

Manía corresponde a los amantes irracionales y va unido al color púrpura. Este tipo de personas viven el amor de una forma intensa, posesiva e incluso obsesiva. También tiene miedo a la soledad y el abandono y suelen ser muy celosas. Suele ser un tipo de amor frecuentemente ensalzado en la literatura romántica y también muy asociado a los adolescentes que viven sus primeras experiencias. Sería el intermedio entre Eros y Ludus.

Y en tercer lugar estaría Pragma, asociado con el color verde y al que se considera como amor ideal. El amante en el que predomina este arquetipo tiene claras sus expectativas en una relación. Son personas con los pies en la tierra y que se mueven más por el cerebro que por el corazón. Valoran las relaciones prácticas, no idealizan el amor sino que construyen la relación y aceptan al otro tal y como es. Sería el intermedio entre Storge y Ludus.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento