Menopausia: así afectan los cambios hormonales a la voz de las mujeres

  •  Una investigación llevada a cabo la UNED estudia cómo afectan estos cambios a la calidad de vida de las mujeres.
La menopausia suele llegar a los 51 años de media, y se considera normal que se produzca entre los 45 y los 55.
Durante la menopausia, la voz de la mujer puede ser hasta un tono más grave.
DinaGavrilenko / Pixabay

Durante la menopausia, las mujeres experimentan una serie de cambios biológicos, unos cambios que a menudo, no sólo repercuten en su salud, también en su calidad de vida en muchos aspectos. Los cambios hormonales repercuten, por ejemplo, en la voz, que la vuelven más grave, con las consecuencias psicológicas e incluso profesionales que eso conlleva. Para documentar y analizar la voz y el lenguaje de la mujer durante la menopausia y evaluar el impacto que tiene en sus condiciones laborales y su calidad de vida, la Facultad de Educación de la UNED -en colaboración con el Hospital Clínico San Carlos- ha creado VoiceLab, un proyecto en el que están elaborando un concienzudo estudio sobre el tema con la investigadora Filipa M.B. Lã a la cabeza.

Filipa M.B.

Filipa M.B. Lã

  • Filipa M.B. Lã es la investigadora principal del proyecto VoiceLab de la UNED. Es Científica de la voz, cantante y profesora de canto, y posee un Diploma en Educación (Biología) por la Universidad de Coimbra (Portugal).

¿Por qué un estudio sobre la voz en la menopausia?

La voz y las cuerdas vocales son muy sensibles a las hormonas sexuales, por eso, según nos explica Filipa M.B. Lã, un estudio sobre la voz debe hacer con perspectiva de género, pues son las mujeres las que más cambios hormonales sufren a lo lago de su vida y las que más padecen esos cambios, “el enfoque del estudio es el de una perspectiva de género, y en concreto en un periodo de su vida, como es la menopausia. Por un lado, la voz de la mujer presente unas diferencias significativas con respecto a la del hombre. Por ejemplo, tienen un tracto vocal más pequeño que los hombres, una laringe un 40% más pequeña, unos pliegues vocales casi un 35% también más pequeños, y también tienen una capacidad respiratoria menor. Esto hace que las mujeres sean más propensas a tener problemas en la voz, y que estos problemas les afecten más a nivel laboral si son profesionales de la voz, como cantantes, actrices, profesoras, locutoras…”. A esto se une el hecho de que las hormonas sexuales influyen en el estado fisiológico de los pliegues vocales, “como estas hormonas fluctúan mucho a lo largo de la vida de la mujer (si estás en fase reproductiva o no, si tienes la menstruación, si estás embarazada…), estos cambios hormonales se reflejan en la voz. En los hombres también puede ocurrir, pero estos cambios ocurren más tarde y no son tan acentuados como en la mujer. Por eso pensamos que era necesario hacer estudios con esta perspectiva de género, para poder comprender mejor estos cambios, cómo afectan a las mujeres y cómo abordarlos”, asegura.

¿A qué conclusiones están llegando?

Este estudio todavía se está llevando a cabo, pero, de lo trabajado hasta ahora ya se pueden extraer algunas conclusiones interesantes, “es un estudio largo, que además con la pandemia se está alargando más, pero lo que hemos encontrado hasta ahora es que, efectivamente, la voz de las mujeres cambia con la menopausia, que disminuye casi un tono, y que esto tiene un gran impacto en las mujeres, sobre todo para aquellas que utilizan su voz para trabajar, como una cantante, una actriz… En el caso de una cantante, por ejemplo, tendría que reeducar su voz, cambiar su repertorio…”, adelanta Filipa.

Para ver cómo afectan a las mujeres estos cambios, han desarrollado un instrumento de evaluación de percepción de la propia mujer en diferentes dimensiones: profesional, funcional, social, emocional y de autoconcepto, y su conclusión, hasta la fecha es que las mujeres que han pasado la menopausia ven seriamente afectadas, con respecto a los cambios que experimenta su voz, cuatro de ellas: la profesional, la funcional, la emocional y la de autoconcepto, “las mujeres llegan a no identificarse con su propia voz y se muestran insatisfechas con los cambios que están experimentando. Esto indica que las mujeres, independientemente de tener profesionales relacionadas con la voz, carecen de estrategias para superar la insatisfacción que experimentan con su voz durante la menopausia”. Y ese es precisamente el objetivo de este estudio, sacar conclusiones que permitan “ayudar a las mujeres a enfrentarse a esta fase sin sufrir esta insatisfacción que puede influir incluso en la forma en la que te relacionas con los otros”.

¿Te apetece participar?

Filipa M.B. calcula que tardaran aún dos años en finalizar el estudio, pues “queremos que sea un estudio longitudinal y para ello tenemos que seguir a las mismas mujeres antes, durante y después de la menopausia, y eso es complicado porque no sabemos cuándo se va a producir, puede durar varios meses o años. Hasta ahora ninguna investigación lo ha hecho, pues solo hay estudios que comparan mujeres antes de la menopausia y mujeres después, pero no las mismas mujeres. Y eso no sirve, porque la voz de cada persona es única”, aclara la investigadora, que además es científica de la voz, cantante y profesora de canto.

Para concluir con éxito su estudio, Filipa M.B. invita, además, a que las mujeres que quieran y que tengan entre 40 y 65 años, participen. Pueden hacerlo a través de este enlace, donde además de formar parte de esta pionera investigación “les ayudamos a desarrollar estrategias para utilizar la voz, como cuidarla y sacarla el máximo partido” durante este periodo tan cambiante de sus vidas.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento