Síntomas de la menopausia: ¿a qué edad aparecen? ¿Cómo identificarlos?

Una mujer pasea por una zona verde próxima a su hogar.
La pérdida hormonal no ocurre de forma brusca y repentina.
L. C.

La menopausia es un proceso biológico natural que da lugar al fin de los periodos menstruales y que suele aparecer, de media, entre los 45 y 55 años de edad. No obstante, hay mujeres que comienzan este proceso antes de dicha edad o incluso después de los 60 años. En todo caso, como explican los especialistas de Mayo Clinic, se diagnostica cuando "transcurren 12 meses sin que tengas un episodio menstrual".

Aunque se manifiesta cuando los ovarios dejan de producir las hormonas del estrógeno y la progesterona, lo cierto es que esta pérdida hormonal no ocurre de forma repentina. "En la mayoría de las mujeres, suele darse un primer período, conocido como premenopausia, en el que se desarrolla una transición durante un tiempo aproximado de unos cinco años", explican en la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).

¿Cuáles son los primeros signos durante la premenopausia?

En la primera fase de transición hacia la menopausia es normal experimentar diferentes cambios en el cuerpo como, por ejemplo, "la prolongación de la etapa entre menstruaciones, la sequedad en la piel y mucosas, el cambio en la distribución de la masa corporal y el inicio de un incremento del ritmo de pérdida de masa ósea", añaden. 

Además, hay que tener en cuenta que también se puede producir un desequilibrio emocional que pueden dar lugar a episodios de "depresión, ansiedad o pérdida de la capacidad de atención".

¿Y durante la menopausia?

Los síntomas pueden comenzar a aparecer varios años antes de que la mujer experimente su último ciclo menstrual y pierda gradualmente su función ovárica. "Este período se caracteriza por presentar fuertes cambios endocrinológicos, imprevisibles y variables, con una marcada repercusión clínica", detallan desde la asociación.

En este sentido, los sofocos, junto con el insomnio, son los principales signos de alerta de la menopausia. Como explican en el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de EE. UU., muchas mujeres experimentan calores súbitos que "pueden durar unos cuantos años después de la menopausia" y que pueden estar relacionados "con cambios en los niveles de estrógeno". 

Así, se manifiestan como una brusca sensación de calor "en la parte superior del cuerpo o en todo el cuerpo" e incluso pueden aparecer manchas enrojecidas en la espalda, el pecho o los brazos.

Por otro lado, se puede producir sequedad en la zona vaginal y, consecuentemente, dolor o incomodidad a la hora de mantener relaciones sexuales. También puede derivar en otros problemas, "como infecciones vaginales o de la vejiga", así como una pérdida del control que de lugar a incontinencia. 

Otro síntoma de la menopausia está relacionado con el cambio metabólico, ya que se puede producir un aumento de la grasa corporal acompañado de una pérdida de masa muscular. Asimismo, algunas mujeres experimentan "molestias, dolores de cabeza y palpitaciones" que dificultan su calidad de vida.

Durante la menopausia es habitual que se produzcan alteraciones del estado de ánimo como las siguientes: "disminución de la energía, cansancio, falta de concentración, ansiedad o irritabilidad", indican en la AEEM.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento