Cuánto ejercicio debes hacer para tener la presión arterial bajo control

Dos personas practican ejercicio al aire libre.
Dos personas practican ejercicio al aire libre.
PIXABAY
Dos personas practican ejercicio al aire libre.

Tener una buena salud cardiovascular es una carrera de fondo que debe empezar ya en la juventud con rutinas de ejercicio de intensidad moderada para reducir así las probabilidades de desarrollar hipertensión o presión arterial alta, una afección que puede provocar un ataque cardíaco y un derrame cerebral, así como demencia en el futuro.

Hasta ahora, pautas como las de la OMS indican que los adultos deben realizar un mínimo de dos horas y media de ejercicio de intensidad moderada cada semana para prevenir esta patología, una cantidad que no es suficiente, según evidencia una nueva investigación llevada a cabo por la Universidad de California en San Francisco (UCSF).

Según las conclusiones de este estudio, publicado en American Journal of Preventive Medicine, aumentar el ejercicio hasta cinco horas a la semana puede proteger contra la hipertensión en la mediana edad, especialmente si se mantiene en los 30, 40 y 50 años.

"Los adolescentes y los que tienen poco más de 20 años pueden ser físicamente activos, pero estos patrones cambian con la edad", indica en un comunicado la epidemióloga Kirsten Bibbins-Domingo, una de las autoras de este estudio.

Para llevar a cabo este trabajo, los investigadores estudiaron a unos 5.000 adultos de 18 a 30 años durante un periodo de 30 años. A los participantes se les preguntó por sus hábitos de ejercicio, historial médico, tabaquismo y consumo de alcohol, y se les controló la presión arterial y el peso, así como el colesterol y los triglicéridos.

Asimismo, para el análisis de datos, los participantes se agruparon en cuatro categorías, por raza (blanca y negra) y sexo (hombres y mujeres).

En términos generales, tanto en hombres como mujeres, blancos y negros, los niveles de actividad física se desplomaron de los 18 a los 40 años, las tasas de hipertensión aumentaron y la actividad física siguió cayendo en las décadas siguientes.

Para los investigadores, esto sugiere que la edad adulta joven es un punto importante en el que intervenir para prevenir la hipertensión en la mediana edad.

"Casi la mitad de nuestros participantes en la edad adulta joven tenían niveles subóptimos de actividad física, lo que se asoció significativamente con la aparición de hipertensión, lo que indica que debemos elevar el estándar mínimo para la actividad física", explica el autor principal del estudio Jason Nagata, experto en UCSF en medicina para adultos jóvenes.

Cuando los investigadores observaron que el 17,9% de los participantes que hacían ejercicio moderado durante al menos cinco horas a la semana durante la edad adulta temprana, el doble del mínimo recomendado, descubrieron que la probabilidad de desarrollar hipertensión era un 18% menor que para aquellos que hacían ejercicio durante menos de cinco horas a la semana. La probabilidad fue incluso menor para el 11,7% de los participantes que mantuvieron sus hábitos de ejercicio hasta los 60 años.

Para Nagata, esto envía un mensaje claro: en las revisiones rutinarias, los médicos no solo deben comprobar en sus pacientes la presión arterial, los perfiles de glucosa o lípidos, sino también preguntar acerca de la actividad física que realizan. En paralelo, Nagata apuesta por realizar programas de intervención en escuelas, universidades, iglesias, lugares de trabajo y organizaciones comunitarias.

"Este podría ser especialmente el caso después de la escuela secundaria, cuando las oportunidades para la actividad física disminuyen a medida que los adultos jóvenes hacen la transición a la universidad, el trabajo y la paternidad y el tiempo libre se erosiona", concluye Nagata.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento