Cuáles son las plagas más frecuentes en las casas y cómo eliminarlas

  • Las plagas suelen aparecer en  los lugares oscuros, no ventilados y con una temperatura de aproximadamente 20°C.
Imagen de un grupo de hormigas.
Imagen de un grupo de hormigas.
MINISTERIO DE CIENCIA E INFORMACIÓN

A veces, pequeñas pero muy molestas criaturas se instalan en nuestros hogares sembrando el pánico entre los moradores de la vivienda. Hay muchas razones por las que no se quiere tener cerca a estos bichos, entre ellas, que son portadores de enfermedades, pueden morder, ensuciar, estropear la ropa o incluso comerse la comida.

Estos seres, se acomodan en los armarios de la cocina, bajo las molduras del baño o en las grietas de las paredes, ya que todas las plagas adoran los lugares oscuros, no ventilados y con una temperatura caliente de aproximadamente 20°C.

Por tanto, la base de su control es la prevención de su aparición. Para ello, el orden y la sequedad de las habitaciones, la aspiración frecuente, el tapado de grietas, la ventilación, la revisión periódica de las existencias y la eliminación de los productos estropeados, son las mejores armas. Sin embargo, una vez que han aparecido lo mejor es contactar con una empresa especializada en control de plagas para su eliminación.

Las plagas que suelen aparecer en las casas

Las plagas pueden vivir en el baño, en la cocina e incluso en el dormitorio. Para deshacerse de ellos, las estanterías de supermercados y tiendas están llenas de productos especiales, como polvos, gránulos, líquidos o aerosoles. En ocasiones también hay métodos caseros, probados por las abuelas y bisabuelas, transmitidos de generación en generación que pueden ser eficaces.

Las especies que se encuentran en las viviendas con más frecuencia son las hormigas, las cucarachas, las polillas y los ratones, para los que existe una lista de métodos probados para expulsarlos de nuestros hogares.

Hormigas

Los nidos de hormigas pueden destruirse eficazmente vertiendo sobre ellos agua hirviendo o agua con vinagre. También se pueden eliminar dejando medio limón en los lugares donde suelen aparecer. Además, los posos de café calientes derramados directamente en un nido de hormigas puede ser igualmente efectivo.

A las hormigas tampoco les gusta el aroma de ciertas hierbas, como la menta, por lo que esparcir bolsas de hierbas donde haya plagas de hormigas puede ayudar a que desaparezcan. En verano, se puede combatir una infestación de estos insectos en el césped del jardín o en el huerto esparciendo hojas de tomate frescas cerca de sus lugares de aparición.

Una pasta preparada con yema de huevo y ácido bórico es otro método probado, ya que destruye los huevos de los insectos. Esta pasta debe ser colocada en los lugares por los que deambulan las hormigas y éstas llevarán el veneno al nido mientras se desplazan.

Cucarachas

La peor pesadilla de cualquier persona, ya que son una plaga en las viviendas urbanas, sobre todo en aquellas que están ubicadas en las proximidades de restaurantes o bares. Las cucarachas viven en lugares cálidos, húmedos y oscuros como sótanos o bodegas.

Una vez que se instalan en una vivienda, es muy difícil deshacerse de ellas y a menudo no sirve de nada exterminarlas porque siguen apareciendo nuevas por todo tipo de aberturas. En este sentido, es necesario cerrar las grietas, no guardar los restos de comida y asegurarse de que no tengan acceso al agua, ya que no pueden vivir.

Las cucarachas son muy resistentes a todos los venenos utilizados por los humanos, aunque se utilizan diversos, como una mezcla de bórax y ácido salicílico con azúcar, para deshacerse por completo de la plaga.

La dificultad en su eliminación hace que lo más recomendable sea acudir a empresas especializadas en control de plagas para exterminarlas por completo.

Polillas

Las polillas son otras de las criaturas que con frecuencia se cuelan en nuestras casas y dañan nuestra ropa. Contra ellas son eficaces la lavanda y los periódicos, pues les desagrada mucho el olor de la tinta de impresión, así como el de la cáscara de limón seca.

Para las polillas que se esconden entre los libros, son muy efectivas las pequeñas bolsas o almohadillas rellenas de lavanda seca, canela o clavo. Mientras que para las que se encuentran ocultas entre nuestras prendas conviene poner pastillas de jabón de tocador, ambientadores perfumados diseñados para los armarios o barritas de incienso con olor a sándalo, pachulí, naranja, lavanda, u olores similares.

El cristal es, por otro lado, la mejor protección contra las polillas que se alimentan de los productos alimenticios. Por lo tanto, todos los productos a granel (harina, avena, grañones, azúcar, etc.), inmediatamente después de su compra, deben verterse en recipientes de vidrio. Esto evitará que las plagas entren en el interior, ya que no pueden superar la barrera creada por el cristal.

Dado que las polillas no pueden soportar los olores fuertes, para evitar que aparezcan o conseguir que se marchen es muy útil poner hojas de laurel en los armarios en los que se guardan los alimentos.

Ratones

Los ratones hambrientos pueden atacar no sólo cualquier tipo de alimento, sino incluso nuestra ropa o los libros en las estanterías. Son sensibles a los olores, por lo que esparcir bolsitas de lavanda o jabones de lavanda en los armarios de ropa, ayudará a prevenir que estas plagas nos visiten y se interesen por el interior de nuestros armarios.

También les desagrada el olor de la menta silvestre y de las hojas de tomate verde fresco, y es recomendable colocar una rodaja de limón en un plato en el interior del armario o alacena.

Para mantener a los roedores fuera de la vivienda mientras se realiza una reforma es bueno sellar con yeso las grietas y hendiduras de las paredes y los listones del suelo, además de cubrir los lugares donde las tuberías de la calefacción central atraviesan el techo o el suelo. De igual forma, se deben revisar tanto los marcos de las ventanas y las puertas de los balcones como las puertas de entrada para bloquear su acceso.

Por otro lado, se pueden colocar trampas ordinarias y tradicionales en los lugares más frecuentados por los roedores, pero no hay que olvidar limpiar bien la trampa después de cada captura y sólo entonces colocar un nuevo cebo ya que tienen un sentido del olfato muy sensible y podrían darse cuenta de que otro ratón ha caído en la trampa antes.

Los ratones muertos o los excrementos de ratón que se encuentren en un armario o en el suelo deben eliminarse inmediatamente aunque hay que tener cuidado ya que tirarlas a la basura puede envenenar a los pájaros y a las mascotas.

Cuando se utilicen productos químicos contra los roedores, no hay que olvidarse de proteger completamente los alimentos.

Prevenir la legionela en los hogares

La principal forma de prevenir la legionela en los hogares es evitar el agua estancada y evitar las zonas de temperatura que proporcionan un hábitat ideal para la bacteria.

Dependiendo de las instalaciones de cada hogar, se deben tomar medidas en las instalaciones comunitarias y en los hogares individuales como evitar utilizar filtros y accesorios innecesarios en los grifos y duchas y mantenerlos extremadamente limpios. En este sentido, conviene también hacer uso de difusores de goteo grueso, especialmente en la ducha.

En cuanto a los grifos que se utilicen poco, es necesario limpiarlos al menos una vez a la semana y dejar correr el agua durante unos minutos. Además, se aconseja también retirar el difusor y el filtro y desinfectarlo una vez al año sumergiéndolo en lejía diluida u otro desinfectante.

Si se tiene una bañera de hidromasaje o jacuzzi en casa, conviene limpiarlo y desinfectarlo después de cada uso, mientras que si se dispone de aire acondicionado, es recomendable limpiar la bandeja de recogida del desagüe una vez al año y desinfectarla con lejía diluida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento