Cómo evitar que nos piquen las medusas

  • Evitar las playas con viento, no moverse bruscamente en el agua o echarse abundante crema solar ayuda a evitar las picaduras de medusas.
  • Vestir con neopreno o lycra evitará que el veneno de la medusa llegue hasta la piel. 
Nunca debemos tocar una medusa muerta, pues 24 horas después de su muerte puede seguir picando.
Nunca debemos tocar una medusa muerta, pues 24 horas después de su muerte puede seguir picando.
MrsKirk72 / Pixabay

Si hay algo que puede arruinar un día de playa es la picadura de una medusa, cada vez más numerosas en las costas españolas. Las picaduras de estos animales marinos provocan un fuerte malestar en forma de erupción cutánea, ronchas… y mucho picor y dolor, pero en algunos casos, sobre todo entre las personas más vulnerables, como alérgicos, niños pequeños, ancianos o mujeres embarazadas, puede complicarse y provocar intoxicaciones más graves e incluso anafilaxia.

Para evitar las picaduras de medusas y sus consecuencias, hay algunas precauciones que podemos tomar.

Hacer caso a las banderas

Si en la playa en la que quieres bañarte, localizas un cartel con medusas dibujadas, es mejor evitar el baño, pues significa que es probable que existan medusas en la orilla y hay riesgo de picaduras. Los vientos fuertes y la escasez de lluvia hacen más probable que estos lleguen a la orilla, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de elegir playa.

No moverse bruscamente en el agua

Si decides meterte en el agua y alguien alerta que ha visto una medusa, nada lentamente hacia la orilla, no de forma enérgica, pues este movimiento brusco las atrae y las impulsa a ir rápidamente a la orilla. Por este motivo, también es mejor evitar las zonas donde rompan las olas.

Precaución en la orilla y no tocarlas nunca

Es la zona donde más suelen acumularse cuando existe una plaga, por ello, hay que extremar las precauciones en esta zona y fijarnos bien cuando pisamos en la arena. Si nos encontramos alguna muerta, nunca debemos tocarla, pues sus tentáculos mantienen activo el veneno y puede seguir provocando picaduras y urticarias hasta 24 horas después de su muerte. Si nos encontramos una, además de alertar a los de alrededor para que no la toquen, deberemos avisar para que la retiren.

Neopreno, un gran aliado

Los tejidos gruesos, como el neopreno o lycra, protegen de las picaduras de las medusas, pues suponen una barrera eficaz entre los tentáculos y la piel y el veneno no logra penetrar en ella. Esta es la mejor opción para las personas que practican deportes acuáticos, pero puede ser muy engorroso para los que no estás acostumbrados a llevarlos. Estos últimos pueden optar por usar bañadores que cubran más la piel y evitar, por ejemplo, bikinis o bañadores muy cortos.

App para localizar las medusas

Existen algunas apps que alertan, en tiempo real, de la presencia de medusas en determinadas zonas, sobre todo de la costa mediterránea, como Medusapp.

Usar cremar protectoras

La crema solar aplicada en abundancia, sobre todo las que son de gran protección, las llamadas de pantalla total y dejan una capa blanca sobre la piel, pueden hacer de barrera entre los tentáculos y la piel y evitar que el veneno penetre o que lo haga en menor medida. Además, hay algunas cremas específicas que aseguran evitar las picaduras de medusas, mediante distintos mecanismos, como haciendo que los tentáculos se deslicen sobre la piel o con sustancias que confunde a las medusas, pero no todas tienen una eficacia probada. Algunas de estas cremas, como la de la marca Safe Sea, aseguran que contiene una sustancia que actúa como inhibidora del mecanismo de defensa de la medusa, evita su picadura.

Qué hacer y qué no hacer si nos pica una medusa

Si estas precauciones no han funcionado y hemos sufrido una picadura, hay algunas cosas que debemos hacer -y otras que debemos evitar- para reducir las molestias:

Lavar la herida con agua caliente, entre los 43 y los 45°C, nunca dulce, pues el veneno penetraría aún más en la piel.

•Quitar los tentáculos con unas pinzas o unos guantes.

Aplicar hielo -sin frotar- para calmar al dolor.

•Administrar antisépticos tópicos hasta que cicatrice.

•Si el médico lo recomienda y siempre bajo prescripción médica, se pueden tomar algunos medicamentos, como antihistamínicos, corticoides, calmantes para el dolor, antibióticos o antiinflamatorios.

Hay que evitar rascarse o frotarse con una toalla o aplicar remedios ‘caseros’ como orina, vinagre, amoniaco, arena… pues pueden ser contraproducentes. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento