Así es como la policía puede vigilar digitalmente y acceder a un teléfono móvil durante una protesta

Las protestas no cesan en Estados Unidos, donde al menos 40 ciudades han decretado el toque de queda y permanecen bajo custodia de la Guardia Nacional, e incluso este martes la capital estadounidense vivió un inesperado cacerolazo, mientras los manifestantes continuaban frente a la Casa Blanca.
Las protestas no cesan en Estados Unidos.

Tras la muerte a manos de la Policía del ciudadano afroamericano George Floyd, Estados Unidos -y también muchos otros territorios del mundo- vive sumido en una oleada de protestas contra el racismo y la brutalidad policial.

Sin embargo, lo que muchos no sabían es que cuando acuden a una protesta puede que lleven encima ‘un espía’. Los teléfonos móviles actuales son tan inteligentes que puede que se pasen de listos, dando información que no queremos que den.

Las alarmas saltaron a principios de semana cuando BuzzFeed publicó una noticia informando de que la DEA había recibido permiso para “realizar vigilancia encubierta y recopilar información de las personas que protestaban por la muerte de George Floyd”. “El Departamento de Justicia otorgó a la agencia el poder temporal para hacer cumplir cualquier delito federal cometido como resultado de las protestas por la muerte de George Floyd”, indicaba el medio.

Estados Unidos vivió este miércoles una nueva jornada de protestas ciudadanas por la muerte a manos de la Policía del ciudadano afroamericano George Floyd y contra la violencia policial contra los afroamericanos. Las manifestaciones, que en muchas casos se prolongaron durante la noche, más allá de los toques de queda impuestos en varias ciudades, tuvieron como principales focos Washington D.C. y Nueva York.
Manifestantes en EE. UU.

A raíz de estas informaciones, Wired ha recopilado una serie de consejos sobre “cómo protestar de forma segura en la Era de la Vigilancia”. Dicen desde el medio de comunicación que “hay dos aspectos principales de la vigilancia digital que deben preocuparte durante una protesta”. Por un lado, la información que la Policía podría obtener de tu teléfono si te detienen a ti o confiscan el dispositivo; y, por otro, la vigilancia digital que permite la ley, que puede incluir desde la intercepción inalámbrica de mensajes de texto hasta herramientas de seguimiento como escáneres de matrículas o reconocimiento facial.

Herramientas de vigilancia de las fuerzas del orden

En algunas partes de Estados Unidos, las fuerzas del orden público tienen herramientas que pueden interceptar las señales de los teléfonos móviles. Estas recopilan los detalles de identificación de los smartphones en un área determinada ‘haciéndose pasar’ por torres de telefonía, y se cree que los modelos más nuevos pueden interceptar llamadas y mensajes, dice TechCrunch.

Es por esto que muchos estadounidenses se han pasado en los últimos días a Signal, una app de mensajería instantánea cifrada de extremo a extremo, para comunicarse -en EE. UU. el uso de la plataforma de mensajes de texto que viene por defecto en el teléfono, los SMS, está muy extendido, y estos nos son mensajes encriptados-.

Manifestantes se encaran a policías antidisturbios en Atlanta, EE UU, durante las protestas por la muerte a manos de la Policía del ciudadano afroamericano George Floyd.
Manifestantes se encaran a policías antidisturbios en Atlanta, EE UU, durante las protestas por la muerte a manos de la Policía del ciudadano afroamericano George Floyd.
ERIK S. LESSER / EFE

Según cuentan en The Markup, la fiabilidad de Signal está probada: en 2016, un Tribunal de Virginia entregó una citación a Open Whisper Systems, la compañía que fabrica la aplicación, buscando información sobre dos de sus usuarios para una investigación federal. La única información que tenía la empresa era la hora en que se crearon las cuentas de los usuarios y la fecha en que los usuarios se conectaron por última vez a los servidores de la app.

Además de estas torres, dice este mismo medio que la Policía incluso puede requerir a las compañías telefónicas lo que en inglés llaman ‘cell tower dumps’, que se trata de entregar todos los números de teléfono registrados en una torre de telefonía particular durante un cierto período de tiempo. En su informe de transparencia de febrero de 2020, AT&T reveló que recibió 1.289 demandas de este tipo durante la segunda mitad de 2019.

El uso de 'órdenes geofence' se ha multiplicado por cinco de 2018 a 2019
El uso de 'órdenes geofence' se ha multiplicado por cinco de 2018 a 2019.
Medium

Por otro lado, están las ‘geofence’ o búsquedas de ubicación inversa. En lugar de utilizar órdenes de arresto para una persona respaldadas por una causa probable, la Policía ha comenzado a utilizar ‘órdenes geofence’, las cuales barren toda la información que pillan sobre cualquier dispositivo que esté cerca de un delito, según explican desde Cnet. “Utilizando estas solicitudes de datos de gran alcance, la policía a menudo obtiene información de compañías como Google”, añaden.

Debido al riesgo de tal vigilancia, algunos expertos recomiendan apagar tu teléfono o habilitar el modo avión mientras estás en la protesta, lo que garantiza que tu dispositivo no transmitirá señales. Pero apagar el teléfono, claro, significa que no podrás comunicarte con otras personas ni usar tu cámara para grabar. Si lo quieres mantener encendido, al menos revisa las opciones de localización.

¿Y qué pasa si incautan el dispositivo?

Los expertos recomiendan hacer una copia de seguridad de tu teléfono móvil antes de salir a la protesta, para poder borrar su contenido en caso de que sea incautado. Cifrarlo también hace que sea más difícil acceder a la información si se incauta, porque los archivos solo se pueden leer si se tiene la clave de cifrado.

Además, en cuanto al bloqueo del terminal, la ley se ha mostrado algo confusa, al menos en EE. UU.: la Quinta Enmienda otorga a las personas el derecho a no ser “obligadas en ningún caso penal a ser testigos en contra” de ellas mismas, lo que significa que no estás obligado a decirle a alguien tu código de acceso. Pero en lo referente a la seguridad biométrica -la huella, el reconocimiento facial- ha habido resoluciones a favor y en contra. Recomiendan por ello usar código.

Signal ha lanzado una herramienta para desenfocar las caras de la gente en las fotos.
Signal ha lanzado una herramienta para desenfocar las caras de la gente en las fotos.
Signal

Piensa antes de compartir

Las fotos y los vídeos pueden revelar más de lo que pretendes. Los archivos de imagen pueden contener metadatos que incluyen la fecha en que se tomó la foto, la marca y el modelo del dispositivo en el que se tomó e incluso la ubicación GPS de donde se tomó. Una de las formas más fáciles de quitar una foto de los metadatos que lo acompañan es tomar una captura de pantalla y publicarla en lugar de la imagen original.

La policía tiene acceso a poderosas bases de datos de reconocimiento facial que pueden usar en las redes sociales, por ejemplo, para ver quién, qué y dónde.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento