Más del 40% de los españoles asegura que consume menos comida preparada, rápida y menos dulces que hace un año

  • El 44% asegura que compra menos comida rápida, el 42% menos comida preparada y el 46% consume menos dulces. 
  • Entre un 8 y un 10% confiesan que consumen más que hace un año.
  • Las personas mayores de 65 años son las que más han reducido el consumo de estos alimentos poco saludables. 
La pizza es una de las comidas rápidas más populares
La pizza es una de las comidas rápidas más populares
joshuemd / Pixabay

La preocupación por el tipo de alimentación que seguimos está aumentando a nivel mundial, y esa preocupación se traduce en cuidar cada vez más el tipo de comida que compramos. En este sentido, en España, en el último año, según datos del estudio WIN World Survey 2019 (WWS), que el Instituto DYM ha llevado a cabo en colaboración con WIN International, se ha reducido considerablemente el porcentaje de personas que compra algunos alimentos que pueden ser insanos, como la comida preparada (42%), los dulces (46%) o la comida rápida (44%). El consumo de estos alimentos se ha incrementado en algunos casos, la comida preparada y los dulces en un 8% y la comida rápida en un 10%, pero son porcentajes muy inferiores a los de las personas que aseguran haberlos reducido.

En el lado opuesto en el de algunos alimentos que pueden considerarse más sanos, como los bajos en azúcares y grasas y la comida orgánica, ocurre justo al revés, es decir, que el porcentaje de personas que asegura que han aumentado su consumo es superior al de las personas que lo han reducido.

Menos dulces y preparados entre los mayores

Aunque la tendencia de comprar menos alimentos insanos y más más saludables la encontramos en todas las edades, existen algunas diferencias, y es entre los mayores de 65 años donde menos ha aumentado (1-3%) y donde más se ha reducido (46-54%) el consumo de alimentos preparados, dulces y comida rápida. Los más jóvenes de 18 a 34 en cambio, aunque también siguen esta tendencia, han aumentado más y reducido menos la compra de estos alimentos insanos.

En cuanto a alimentos, a priori, más saludables como los orgánicos, ocurre lo contrario, pues son los más jóvenes los que aseguran haber aumentado su consumo en mayor porcentaje (21-32%), y los mayores de 65 años los que menos, con un 18% de las personas de la tercera edad que aseguran haber elevado su consumo.

Ligeramente más ‘sanos’ que la media

La misma encuesta realizada en España, se ha llevado a cabo en más de 40 países de todas las zonas geográficas del mundo. Al comparar los resultados, se observa que en España la tendencia a reducir la compra de alimentos insanos es mayor que la de la media global y muy similar a las de la media europea. A nivel global, el porcentaje de personas que afirman consumir más productos como comida rápida, preparada o dulce oscila entre el 12 y el 14%, mientras que el de las personas que aseguran haberlo reducido es de entre el 37 y el 41%, sin grandes diferencias entre géneros, al igual que ocurre en España.

Donde sí existen más diferencias es entre las franjas de edad, donde la tendencia es similar a la de España, con una mayor propensión a reducir y menor a aumentar el consumo de estos alimentos insanos según avanzamos en edad, con la excepción también de la comida orgánica.

Si tenemos en cuenta la situación laboral, observamos que, salvo en el caso de los jubilados (los que más reducen alimentos insanos -44-56%- y los que menos los aumentan -4-5%-) y los estudiantes (los que menos reducen alimentos insanos -29-34%- y los que más los aumentan -17-26%-), no hay grandes diferencias entre la reducción o el aumento de estos productos entre las personas que trabajan a tiempo parcial, completo, en el hogar o son desempleados.

Comparando las distintas áreas geográficas del planeta

Las diferencias se acentúan si comparamos las distintas áreas geográficas del planeta, sobre todo Europa y América con el resto de áreas. La zona de Europa es el área geográfica donde menor es el porcentaje de personas que aseguran consumir más comida rápida, dulces y comida preparada (7-8%); y América donde existe el mayor porcentaje de personas que aseguran haber reducido el consumo de este tipo de productos poco sanos.

En las zonas de África y APAC (Asia Pacífico) estos datos son muy distintos, pues entre un 20 y 25% de las personas encuestadas aseguran haber aumentado el consumo de comida rápida, preparada o dulces, y entre un 25 y un 33% las consumirían menos.

En medio de estas dos tendencias, encontramos la zona de Mena (Medio Oriente Norte de África), donde entre un 15 y un 18 % de las personas han aumentado el consumo de estos alimentos.

Esta encuesta sobre el consumo de alimentos forma parte de un estudio mucho más amplio que WIN Worldwide Survey ha elaborado realizando 29.575 encuestas a personas en más de 40 países. Su objetivo es el de analizar las creencias y opiniones sobre salud, hábitos de vida y consumo de alimentos a nivel global y arrojar luz sobre los comportamientos y hábitos de salud en todo el mundo.

En España, la ha llevado a cabo DYM a través de 1.017 encuestas online durante el mes de noviembre de 2019.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento