La restauración española perdió más de 4.000 millones en las primeras seis semanas de confinamiento

  • El volumen de ventas del 15 de marzo al 30 de abril fue un 10% menos de lo habitual.
  • El envío a domicilio creció en ese mes y medio un 5% respecto a 2019.
Clientes en un restaurante de Bilbao en la Fase 2.
Clientes en un restaurante de Bilbao en la Fase 2.
Europa Press

La restauración española perdió más de 4.000 millones en las primeras seis semanas de confinamiento. Entre el 15 de marzo y el 30 de abril, los bares y restaurantes perdieron 4.333 millones de euros en ventas, debido al cierre de todos los establecimientos físicos por el coronavirus.

Así lo estima la consultora NPD, que monitoriza la evolución del sector de la restauración organizada en España, que apunta a que durante ese período el volumen de ventas se situó por debajo del 10% de lo habitual debido a que únicamente se mantuvo la posibilidad de hacer envíos de comida a domicilio.

Los restaurantes “de servicio completo” concentraron la mitad de las pérdidas totales, seguidos por el colectivo de bares y cafeterías (30%) y el resto del sector, en el que se incluyen desde discotecas hasta las máquinas expendedoras, hoteles o cantinas de empresa.

Los bares, cafeterías y restaurantes dejaron de ingresar en esas seis semanas una media de 16.000 euros por unidad, de acuerdo con los cálculos de NPD. La única excepción en el marco del estado de alarma fue el mantenimiento del envío a domicilio, un negocio que creció en ese mes y medio un 5% respecto al mismo período de 2019.

Volveremos (estamos volviendo)

Queríamos volver a los bares y lo estamos haciendo. Según un reciente estudio, el 59% de los consumidores españoles aseguran que volverán a los bares, restaurantes o cafeterías en el primer mes de reapertura de estos establecimientos.

Clentes en una terraza de Zaragoza
Clentes en una terraza de Zaragoza
Fabian Simon

Pero tenemos nuestras reservas. El Estudio de Sentimiento del Consumidor en Restauración, realizado también por NPD, indica que el 57% de los entrevistados consideran que los locales de restauración serán lugares de riesgo para contagiarse de la covid-19.

El 63% dicen que solo van a ir a aquellos restaurantes, bares y cafeterías que conocen y en los que confían. En este sentido, las mayores exigencias del consumidor ahora son la higiene y la seguridad, factores que debe tener en cuenta el sector para activar el regreso al consumo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento