¿Pensando en cambiar de móvil? Estas son las prestaciones que debes valorar antes de comprar un nuevo smartphone

¿Pensando en cambiar de móvil? Estas son las prestaciones que debes valorar antes de comprar un nuevo smartphone
Debes valorar batería, cámara, pantalla, memoria RAM, almacenamiento y procesador.
Freepik

Megapíxeles, AMOLED, Snapdragon, miliamperios, RAM... ¿Sientes que te hablan en otro idioma cuando consultas las prestaciones de un teléfono móvil? Con el avance de la tecnología, parece que tiene que avanzar también su comprensión. Sin embargo, muchos usuarios se pierden con tanta palabra técnica y no saben qué valorar cuando llega el momento de buscar un nuevo smartphone.

Lo primero que tienes que preguntarte es para qué quieres usar el móvil, porque no es lo mismo que lo quieras solo para llamar y mandar mensajes de WhatsApp que si lo quieres para hacer un uso profesional de la cámara, por ejemplo. O si eres de los que pasa la mayor parte del día fuera de casa, que entonces necesitarás un teléfono que tenga una batería muy duradera.

En general, si eres como el común de los mortales, querrás un móvil resistente, que tenga buena cámara y haga fotos geniales, que su batería dure muchísimo, que vaya rápido a la hora de procesar las apps y que la pantalla se vea de maravilla. Y todo baratito y último modelo, claro.

Aunque no hacemos milagros y no podemos hacer que encuentres el mejor teléfono del mercado casi gratis, lo que sí podemos hacer es darte una pequeña guía de funcionalidades básicas a tener en cuenta para elegir tu teléfono ideal. Y así dejas de pedir ayuda a tu yerno para comprar tecnología -al menos esta vez-.

La capacidad de almacenar energía de las baterías se mide en miliamperios.
 
 

Batería

La capacidad y autonomía de la batería es una de los elementos más valorados. Su capacidad de almacenar energía se mide en miliamperios (mAh) y, a mayor capacidad, mayor duración de la batería.

La cifra suele estar entre 3.000 y 4.000 mAh. Como decimos, en principio cuanto más alto sea este número más autonomía tendrá el teléfono, pero debes tener en cuenta que el hecho de tener mayor capacidad normalmente también implicará que la batería es más grande y por lo tanto el teléfono pesará más.

¿Qué factores influirán en su mayor o menor duración? Evidentemente, el uso que des al teléfono será decisivo, así como el tipo de pantalla -especialmente la resolución y el brillo- y el tipo de procesador -uno de peor calidad gastará más batería porque necesitará más energía para realizar cualquier tarea-.

Los megapíxeles no son lo más importante si lo que quieres es un móvil que haga buenas fotos.
 
 

Cámara

Si valoras comprar un móvil por la calidad de las fotos que hace, es posible que tu próximo smartphone tenga entre dos y cinco cámaras sumando las delanteras y traseras. El número de Megapíxels parece un criterio importante: hay teléfonos, como el Xiaomi Mi Note 10, que ofrecen hasta 108 Mpx.

Sin embargo, esta cifra no es la más importante si lo que quieres es un dispositivo que haga buenas fotos. Debes tener en cuenta otros aspectos como la apertura de diafragma -cuanto mayor apertura tengas más iluminadas podrán aparecer tus fotos-; la distancia focal -cuanto más pequeña sea, mayor angular, lo que te permitirá tener un ángulo de visión mayor a la visión humana-; estabilizador óptico o cámara dual -funcionalidad que te permitirá hacer el famoso 'Modo Retrato' que enfoca a la persona y difumina el fondo-.

Actualmente, algunos de los dispositivo con mejores cámaras son el Samsung Galaxy Note 10 Plus, el iPhone 11 Pro, el LG V40 ThinQ o el Huawei P30 Pro en lo que se refiere a gama alta; y en cuanto a teléfonos de gama media-baja estarían el Xiaomi Mi 9T Pro, el Sony Xperia XZ3 o el OnePlus 7T Pro.

Actualmente, encontramos pantallas LCD, AMOLED o Super AMOLED.
 
 

Pantalla

Cada vez predominan más los teléfonos grandes, de hecho los últimos modelos lanzados al mercado de las grandes marcas apuestan en general por pantallas superiores a las 6 pulgadas. El tamaño que elijas dependerá de lo cómodo que te sientas con un teléfono más grande o más pequeño.

También debemos tener en cuenta su tecnología: encontramos pantallas LCD, AMOLED o Super AMOLED. El uso de una tecnología u otra influirá también en la duración de la batería y en la nitidez. Las pantallas AMOLED y Super AMOLED tienen una mayor nitidez y, además, no gastan energía cuando reproducen el color negro, lo que te permite ahorrar mucha batería -especialmente ahora que el modo oscuro se ha puesto tan de moda-.

En cuanto a la resolución, lo normal es que se nos ofrezca una resolución de pantalla Full HD, es decir, de 1.920 x 1.080 píxeles. Un pixel es la parte más pequeña en la que una imagen se puede dividir. Si tenemos pantallas de gran tamaño pero con poca resolución, el resultado es ver una imagen con poca calidad. Al contrario, una pantalla de menor tamaño con una resolución alta ofrecerá una calidad de imagen excelente.

procura hacer copias de seguridad -e incluso vaciar un poco el teléfono- en la nube para que no te quedes sin memoria enseguida.
 
 

Almacenamiento

El almacenamiento es la capacidad del smartphone para guardar música, imágenes, fotografías, vídeos y archivos. Lo recomendable es disponer de un terminal con, al menos, 64 GB, de hecho es la capacidad mínima con la que muchos modelos vienen ya.

Puede parecer muchísimo, pero con las actuales cámaras de nuestros teléfonos las fotos cada vez ocupan más, dada su altísima calidad. Debes tener en cuenta que el simple hecho de actualizar las aplicaciones ya te ocupa espacio, por lo que te recomendamos que escojas un móvil con un almacenamiento decente.

Tienes la opción de ampliar espacio con una tarjeta de memoria externa microSD, pero los datos que tengas ahí se procesarán mucho más despacio y además algunas marcas -Apple- no te permiten añadir tarjetas a tu dispositivo.

Consejo: procura hacer copias de seguridad -e incluso vaciar un poco el teléfono- en la nube para que no te quedes sin memoria enseguida.

El procesador es el cerebro de tu smartphone.
 
 

Procesador

El procesador es clave para el correcto funcionamiento de un móvil, de ahí que sea una de las características más importantes. Piensa en él como si fuera el cerebro de tu smartphone. Es el encargado de que tu teléfono vaya más rápido que 'Flash' y también afecta al consumo de batería y la temperatura del terminal.

Está formado por núcleos y aunque, en teoría, más núcleos pueden proporcionar una mayor fluidez en realidad no es así, ya que influyen también la cantidad de memoria disponible y la velocidad efectiva de los núcleos.

Si no sólo buscas que tu móvil vaya como un rayo, sino que también quieres que gaste poca energía te recomendamos que busques un procesador de gama alta, como el A13 Bionic Neural Engine -el del iPhone 11 en sus diferentes modelos-; el Qualcomm Snapdragon855 -el del Google Pixel 4- o el Exinos 9825 -el del Samsung Galaxy Note 10-.

La memoria RAM es donde se almacenan los programas en ejecución y los procesos del sistema operativo
 
 

Memoria RAM

De la memoria RAM depende la capacidad de procesamiento del terminal. A día de hoy, dispositivos con menos de 3 GB se consideran obsoletos ya que, lo mínimo, es un teléfono con al menos 4 GB de RAM.

La memoria RAM es donde se almacenan los programas en ejecución y los procesos del sistema operativo, por lo que tener poca memoria puede obligarnos a resetear o ralentiza el uso de aplicaciones.

Es posible encontrar en el mercado terminales con hasta 10 GB de RAM.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento