Las doce horas de inquietud en el Costa Smeralda: "La tripulación nos pedía tranquilidad y ellos llevaban mascarilla"

Imagen del crucero Costa Smeralda, en el que 6.000 personas se encuentran atrapadas por un supuesto caso de coronavirus.
Imagen del crucero Costa Smeralda, en el que 6.000 personas se encuentran atrapadas por un supuesto caso de coronavirus.
EFE
El crucero Costa Smeralda ha quedado retenido en una costa italiana debido a que una pasajera, procedente de Macao, presentaba síntomas similares al coronavirus.

Tensión, nerviosismo y sobre todo desinformación. Ese es el ambiente que ha reinado a primera hora de este jueves a bordo del Costa Smeralda, el crucero bloqueado en el puerto italiano de Civitavecchia, después de que una pasajera presentase fiebre y problemas respiratorios y la tripulación sospechase de un caso de coronavirus. Aunque los análisis han arrojado finalmente un resultado negativo, los viajeros han pasado horas retenidos y sin saber cuándo podrían desembarcar.

David comienza así su luna de miel: atrapado en un crucero frente a la costa del Lacio. Celebró su boda el sábado y embarcó en el Costa Smeralda en Palma de Mallorca el martes para dirigirse a Italia, donde planeaba pasar tres días antes de volar a Bali a disfrutar de la segunda etapa de su viaje de novios.

Sin embargo, ha tenido que afrontar esta situación inesperada nada más estrenar su vida de casado. Con la prohibición de desembarcar desde primera hora de la mañana de este jueves, David lamenta que se han producido momentos de tensión y algunos pasajeros han llegado a pasar miedo. 

"Al principio, la tripulación solo nos decía que no sabía nada, pero que no nos preocupásemos, mientras algunos de ellos llevaban mascarilla", afirma, aunque reconoce que en ningún momento cundió el pánico o el descontrol entre el pasaje.

Al inicio, explica David, solo les informaron de que había dos personas enfermas a bordo, pero no les explicaron de qué ni les dijeron nada más. Asegura que, poco a poco, ataron cabos y comprendieron, también gracias a la prensa, lo que sucedía. "Nadie habló de posible coronavirus hasta un tiempo después", se queja.

Tranquilidad tras la tensión inicial

En torno a las dos de la tarde, en medio de una gran incertidumbre, la tripulación les comunicó que se encontraban a la espera del resultado de los análisis realizados a la pasajera enferma y que "deberían permanecer doce horas a bordo", apunta David. "Ahora que los primeros exámenes han sido negativos, no sé qué pasará", relata.

A pesar de la falta de información sobre un posible desembarco, David reconoce que la situación se tranquilizó después de estos primeros resultados negativos. "Antes se vivieron momentos de tensión, la gente decía que empezaba a notar síntomas", narra, si bien recalca que luego estaban "muy tranquilos".

Tras el "susto", solo les queda resignarse y esperar, no sin cierta congoja por lo que pueda ocurrir en Bali -"que está más cerca de China"- y la escala de dos horas y media en Hong Kong para coger un último avión.

Todos los servicios disponibles a bordo

Con normalidad han vivido la situación Luis y su familia, que también tomaron el crucero en Palma de Mallorca y que desembarcarán nuevamente en la capital balear como final de viaje. "Ayer tuvimos todo el día de navegación y hoy todo el día parado. El ritmo de vida ha sido esencialmente el mismo, porque funciona todo", detalla.

"No es como un avión, donde te bajan en un aeropuerto y estás encerrado. Aquí tienes todos los espectáculos, restaurantes, confiterías...", recalca, y añade que, en la zona donde él se encontraba, "nadie mostró preocupación"

Precisamente a la entrada de los restaurantes, la tripulación del barco ha decidido establecer la obligatoriedad de limpiarse las manos de forma exhaustiva para disminuir el riesgo de un posible contagio. 

Costa Cruceros, activado el protocolo sanitario

Por su parte, Costa Cruceros, la compañía propietaria del barco en el que se ha desencadenado esta situación, ha explicado en Twitter este jueves que habían activado el protocolo sanitario por un caso "sospechoso de coronavirus" a bordo de la nave. 

Una vez detectado, aislaron a la mujer en el hospital de a bordo y lo comunicaron a las autoridades sanitarias. Un equipo médico del hospital Spallanzani acudió al barco para explorar a la mujer y tomar muestras, que analizaron después y han dado un primer resultado negativo.

"Nuestra prioridad es garantizar la salud de los pasajeros y la tripulación. La compañía se ha puesto a la completa disposición de la autoridad sanitaria y seguirá estrictamente sus indicaciones", han explicado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento