Arrugas de expresión. ¿Qué tratamientos hay disponibles?

  • Son ‘arrugas dinámicas’, que aparecen como consecuencia del movimiento repetitivo de los músculos del rostro.
  • Aunque los tratamientos con tóxina botulínica son los más conocidos, existen otros como la mesoterapia facial, Plasma Rico en Plaquetas (PRP) o la radiofrecuenca, que también son muy eficaces.
La toxina botulínica es uno de los tratamientos más efectivos y demandado para reducir las arrugas de expresión.
La toxina botulínica es uno de los tratamientos más efectivos y demandados para reducir las arrugas de expresión.
Melies The Bunny / Flickr 

El rostro es la zona del cuerpo más expuesta a agresiones externas, como el sol, el frío o la contaminación, es por eso que es donde antes aparecen las temidas arrugas. Dentro de las arrugas, encontramos las ‘arrugas dinámicas’, esas que aparecen como consecuencia del movimiento repetitivo de los músculos del rostro, o lo que conoce comúnmente como arrugas de expresión. Debido al movimiento, se localizan donde las contracturas musculares son mayores, como el entrecejo, la frente, el contorno de los ojos (en forma de patas de gallo), en el dorso de la nariz, alrededor de la boca y la nariz (surco nasogeniano, peribucales o código de barras y comisuras) e incluso en el mentón y el cuello.

Para combatir las arrugas de expresión existen varios tratamientos. El más conocido y eficaz es la inyección de toxina botulínica (Bótox), pero existen algunos más, como nos explica el Dr. Ernesto J. Pérez Hernández, médico estético de la clínica FEMM, que nos recuerda que a mejor forma de tratar las arrugas es la prevención mediante tratamientos que “destinados a que la dermis mantenga unos niveles óptimos de hidratación y que siga recibiendo los principios activos que necesita para mantenerse firme”.

Toxina botulínica

Más conocida por su nombre comercial, Bótox, es uno de los tratamientos más demandados del mundo gracias a su eficacia y a la rapidez de los resultados. Para conseguir atenuar las arrugas de expresión, “actúa en la transmisión del impulso nervioso de los músculos de la mímica y sus resultados se notan desde el primer día. Las zonas donde se utiliza habitualmente son el entrecejo, la frente y las patas de gallo. El bótox también nos permite modificar ligeramente la posición de las cejas, elevando un poco la cola lateral, de manera que aporta luminosidad a la mirada”, asegura el Dr. Ernesto J. Pérez Hernández. Se administra mediante microinyecciones casi indoloras durante unos 20 minutos y su efecto dura entre 6 y 8 meses. Aunque es muy seguro, está contraindicado en caso de “enfermedades de la contracción muscular, como la Miastenia Gravis, aunque son enfermedades poco frecuentes y generalmente diagnosticadas”. Después de tratamiento pueden aparecer algunos efectos secundario leves, como dolor local, edemas o cefalea. El precio puede oscilar entre los 170 y los 500 €, dependiendo del número de zonas a tratar.

Mesoterapia facial

La mesoterapia consiste en la inyección de determinadas sustancias que mejoran la calidad de la piel y atenúan o previenen los efectos del envejecimiento y, por tanto, las arrugas de expresión. Para conseguirlo, “una de las combinaciones más utilizadas son el ácido hialurónico con vitaminas, un cóctel que actúa aumentando el grosor de la piel del rostro, aportándole elasticidad y firmeza y disminuyendo los efectos de la oxidación celular”. Con este tratamiento se restauran estas sustancias que se ven disminuidas por el paso del tiempo o agentes externos como el sol, el frío o la polución. Los efectos de los tratamientos con ácido hialurónico duran entre 6 y 8 meses y su precio suele ser de alrededor de 200 € por sesión. Este tratamiento sólo esta contraindicado en caso de “enfermedades activas de la piel a tratar, por ejemplo, si el paciente si tiene herpes en el labio no se inyecta hasta que se cure”.

Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Es uno de los tratamientos más efectivos y novedosos y consiste en extraer una pequeña cantidad de sangre del paciente que, a través de una centrifugadora, se separa en varias partes, una de ellas el Plasma Rico en Plaquetas (PRP). A estas plaquetas se añade un compuesto cálcico para para activar las plaquetas y que liberen los factores de crecimiento, que son los elementos clave del tratamiento. Después se inyecta. Estos factores de crecimiento son los encargados de “estimular la regeneración celular, aumentar la formación de nuevos vasos sanguíneos y producir nuevo tejido”, por eso también es eficaz contra la alopecia. El procedimiento dura una hora y es inocuo, pues “al ser extraídos del propio paciente, no producen alergias, rechazo o contagio de enfermedades, pero se desaconseja en pacientes con cualquier alteración serológica detectada en el análisis previo recomendamos realizar. Por ejemplo, en pacientes con marcadores de hepatitis o VIH se desaconseja realizarlo”. Al ser tan personal, tampoco se sabe con exactitud cuánto duran los resultados, pues “depende, en buena medida, de los factores de crecimiento presentes en la sangre tratada; en general, en pacientes con enfermedades activas, que tomen muchos medicamentos, con mucho estrés o fumadores, los resultados no son tan duraderos”, advierte el Dr. Ernesto J. Pérez Hernández. Su precio es de unos 450 € por sesión.

Ácido hialurónico reticulado

Aunque las inyecciones con ácido hialurónico reticulado se recomiendan sobre todo para la flacidez, pues tiene efecto relleno y voluminizador, sobre todo a nivel de ojeras, labios y pómulos, es muy eficaz para disminuir el surco nasogeniano. Se trata de un “relleno reabsorbible, más compatible y seguro que otros rellenos, que permite recuperar los volúmenes perdidos o aumentar el volumen en determinadas zonas del rostro. Además, tiene un efecto hidratante”. Sus efectos duran entre alrededor de un año, pero “con algunos hialurónicos de segunda generación y altamente reticulados se pueden ver resultados de hasta 24 meses”. Al ser una sustancia presente de forma natural en el cuerpo humano, solo está contraindicada en caso de “embarazo, lactancia, enfermedades autoinmunes en fase activa (lo que se suele denominar brotes) o presencia de implantes permanentes previos en la misma zona”. El precio oscila entre 350€ y 750€, en función del tipo de ácido hialurónico y de las unidades utilizadas en cada tratamiento.

Radiofrecuencia Morpheus8

Morpheus8 es un dispositivo de radiofrecuencia fraccionada, es decir, distribuida en múltiples puntos que se aplican en una misma zona. Esta tecnología tiene una doble función, por un lado, coagula al grasa y por otro tensa el tejido conectivo (el que hay debajo de la piel con decir colágeno, fibras elásticas y elastina), y elimina tanto arrugas como cicatrices, proporcionando así un aspecto más joven. “Cuenta con un aplicador compuesto por 24 microagujas que introducen las ondas de calor en el tejido subdérmico, por lo que es mínimamente invasivo, seguro y altamente efectivo”. Los resultados sin inmediatos y duran entre uno y dos años. Las personas embarazadas, lactando, menores de 18 años, con marcapasos o con trastornos endocrinos mal controlados, como diabetes o disfunción tiroidea, es mejor que no se realicen este tratamiento. En zonas pequeñas, como el rostros, el precio es de unos 400 € por sesión.

Tecnología Enerjet

EnerJet es una tecnología indicada, además de para reducir las arrugas de expresión, para tensar la piel y reducir cicatrices y estrías. Consiste en la “introducción en la dermis principios activos seleccionados con una inyección de chorro a presión, permitiendo que el relleno dérmico se esparza en cantidades siempre precisas. EnerJet genera microtraumas que ponen en funcionamiento un proceso natural de curación. De esta forma, el propio organismo produce colágeno para remodelar la dermis”. Es un tratamiento óptimo para todo tipo de pieles, de cualquier edad y en cualquier momento del año y sus efectos, cuando se tratan las arrugas duran entre 6 y 8 meses. Sólo esta contraindicado “en casos de infecciones activas de la zona a tratar o alergia conocida a los principios activos que se utilicen”. El precio por sesión es de unos 400 €.

Hidroxiapatita cálcica

La hidroxiapatita cálcica (la marca más conocida es Radiesse) es una sustancia que, inyectada, “resuelve el progresivo adelgazamiento de la piel que conlleva el paso del tiempo y que genera flacidez y arrugas. Este relleno dérmico redensifica la piel de cara y cuello, pues es un muy buen inductor de la formación de colágeno, lo suficientemente fuerte como para producir resultados estéticos satisfactorios duraderos”, asegura el Dr. Pérez Hernández. Sus efectos duran de media 18 meses y está contraindicada en caso de “alergia conocida al principio activo y en colagenopatías, ya que parte del efecto depende de la estimulación del colágeno”. Un tratamiento puede costar unos 450 €.

Peeling químico facial

Este tratamiento unifica el tono y la textura de la piel, mejora las arrugas y hace que las manchas y los poros sean menos visibles. Básicamente, “consiste en aplicar una sustancia en la piel que va eliminando capas de la misma. Cuanto más profundo sea el peeling, mayor es la renovación epidérmica y, por tanto, el resultado es más notorio”. Debido a que es un tratamiento agresivo, se recomienda hacerlo en invierno, y aun así será necesario utilizar crema fotoprotectora para que la luz ultravioleta no produzca una hiperpigmentación de la piel sobre, todo en caso de peeling químico profundo. La duración también depende del tipo de peeling, “los más suaves tienen menos efectos secundarios, pero también menores resultados. Por el contrario, los más agresivos pueden acarrear alguna molestia tras el tratamiento, como eritema, tirantez de la piel, descamación…”. El precio depende del tipo de pelling, desde 300 hasta 2.500 € el más profundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento