Estos son los coches que menos combustible consumen

Recursos de tráfico. Carreteras. Coches.
Recursos de tráfico. Carreteras. Coches.
EUROPA PRESS - Archivo

El gasto de combustible, ya sea gasolina o diésel, es una de las razones de peso a la hora de comprarse un coche. Más allá de la marca o de la potencia, el coste del mantenimiento (donde entra el combustible) es un factor casi más importante a tener en cuenta.

Los elementos que afectan al consumo de un vehículo son tanto del propio coche como del conductor. Así, el peso y la aerodinámica del automóvil son factores determinantes: si el motor tiene menos masa que mover gastará menos y lo mismo pasará si tiene un buen diseño que reduzca la fricción con el aire. Además, los últimos diseños de ingeniería de motor también reducen el consumo.

Asimismo, la actitud al volante puede aumentar el gasto de gasolina o diésel. Una conducción suave y progresiva, sin grandes acelerones y a una velocidad constante facilitará el ahorro de combustible. También se puede cambiar de marcha antes de que el coche alcance demasiadas revoluciones. La DGT ofrece una serie de consejos para ayudarte a reducir el consumo mientras conduces, entre los que incluye el uso del climatizador y el del punto muerto.

El Volkswagen Up y el Renault Clio, los que menos gastan

Según la clasificación elaborada por Rastreator, entre los coches urbanos de gasolina el que menos gasta es el Volkswagen Up, con un consumo de 4’1 litros a los 100. Tiene un motor de 75 caballos y un tamaño muy reducido, razón por la que su gasto es mínimo. Su precio es aproximadamente de 13.000 euros. Con un poquito más de potencia de motor, 130 cv, el DS 3 Cabrio consume 4’3 litros, siendo muy poca la diferencia. Cuesta entre 20.000 y 30.000 euros dependiendo de la personalización.

Si se atiende a los automóviles diésel, el Renault Clio presenta un consumo de 3’3 litros a los 100 kilómetros con un motor de 90 caballos. Le sigue el Seat León ST de 110 caballos y 3’4 litros de gasto en diésel, con muy poca diferencia. Estos dos urbanos rondan la misma gama de precio: el Renault Clio cuesta, dependiendo de su versión, entre 11.000 y casi 16.000 euros y el Seat, unos 14.500 euros.

Al hablar de coches tipo SUV, el Nissan Qashqai y el Renault Captur compiten en consumo. El segundo tiene un gasto de 3’7 litros a los 100 kilómetros y el japonés lo supera solo en una décima. El Renault tiene un precio de 13.500 euros de salida, económico dentro de su categoría mientras que el Nissan cuesta unos 5.000 euros más. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento