Mayor consumo, menos aceleración... ¿de verdad necesitas un SUV?

Ssangyong pone a la venta en España el nuevo Korando.
Ssangyong pone a la venta en España el nuevo Korando.
Ssangyong

Los coches SUV, también llamados 'todocaminos', son sin duda uno de los vehículos estrella de las carreteras españolas, pero ¿por qué están de moda?

A nivel técnico combinan algunas características de los modelos tradicionales con las de un todoterreno, aunque la mayoría de los que se venden no llevan tracción a las cuatro ruedas lo que los aleja de estos últimos modelos, aptos para la circulación fuera de calzadas y caminos. 

Puede que sea su estética lo que llama la atención a los compradores o la idea de que sirven tanto para el día a día como para hacer una escapada al campo, aunque en ambos casos cuentan con una serie de limitaciones.  La realidad, es que, sea por el motivo que sea, suponen casi la mitad de las ventas de coches en nuestro país, con un 45% de los matriculados entre enero y septiembre de 2019. Por eso, desde la OCU han decidido comparar un SUV con un vehículo tradicional y ver si está justificado este furor por los primeros. 

Para poder obtener conclusiones se compararon:

  • Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 95 CV vs, VW Polo 1.0 TSI 95 CV
  • Seat Ateca 1.5 TSI DSG 150 CV vs. Seat León 1.5 TSI DSG 150 CV
  • Ford Ecosport 1.5 Diesel 125 CV frente a Fiesta 1.5 TDCi​

Pros y contras de los modelos SUV

De los datos del estudio de la OCU se desprende que los SUV presentan ciertas  ventajas, entre las que cabe destacar: una posición del conductor más elevada e incorporada, un acceso más fácil al habitáculo para aquellos a quienes les cuesta inclinarse y maleteros de mayor tamaño

Sin embargo, también tienen en contra importantes características, muy valorables por los posibles compradores a la hora de adquirir un coche nuevo. Por ejemplo, su capacidad de aceleración es inferior a la del modelo tradicional equivalente y su consumo más elevado. En el estudio llevado a cabo por la OCU se puede comprobar como este aumenta entre 600 ml y 1,5 litros por kilómetro en los modelos comparados. 

Esta diferencia supone que el propietario de estos vehículos SUV gastará entre 800 y 2.000 euros más cada 100.000 kilómetros, solo en coste de combustible. A esto hay que sumar el hecho de que  es probable que, al tratarse de un modelo de moda, el propio precio de adquisición del coche resulte más elevado en el concesionario que el modelo tradicional equivalente, (unos 2.000 euros más según la OCU)

A esta inversión extra en combustible hay que añadir la carga ecológica, ya que no solo está costando dinero sino que supone mayores emisiones contaminantes al ambiente.

Por ello, a la hora de comprar un coche nuevo, es importante pensar antes de dejarse llevar por las modas. Si de verdad es un vehículo con el que vas a viajar tanto por ciudad como por caminos con cierta asiduidad, no hay duda, necesitas un SUV y te compensa el gasto extra. Si no es así, convendría que antes de tomar al decisión final, consultases otros modelos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento