Running
Running. GTRES

Estudios recientes establecen que no vale cualquier hora del día para según qué objetivo se persiga realizando ejercicio. De esta forma, si lo que se busca es adelgazar, lo aconsejable sería tener en cuenta en qué momento de nuestra rutina diaria se incluye el momento de ejercitarse.

A la hora de perder grasa, la ciencia suele recomendar realizar ejercicio por la tarde. Las razones van desde cuestiones relacionadas con el metabolismo (a esas horas disminuye y el ejercicio lo reactivaría) a otras sobre el rendimiento, que suele ser mejor en esa franja horaria. Igual ocurre a la hora de entrenamiento para hipertrofia muscular, donde suelen establecerse las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde como los momento más efectivos.

Si el objetivo es adelgazar, investigadores de Universidad de Carolina del Norte y de la Universidad de Kansas, han concluido, en un estudio que publica The International Journal of Obesity, que suele ser más efectivo el ejercicio realizado antes de las 15.00 horas.

Para llegar a este resultado, el equipo de expertos, liderado por Erik Willis, analista de datos del Centro para la Promoción de la Salud y la Prevención de Enfermedades de la Universidad de Carolina del Norte, han analizado los resultados de 100 personas con sobrepeso a los que se les pidió entrenar cinco veces al día hasta perder 600 calorías por entrenamiento.

Esos entrenamientos podían realizarse entre las 7:00 y las 19:00 horas y se prolongaron durante 10 meses. Vieron diferencias sustanciales entre participantes y que los que habían logrado mejores resultados eran aquellos que habían completado sus entrenamientos antes de las 15.00 horas.

Los investigadores concluyeron que realizar ejercicio antes de las 15.00 horas provocaba que las personas tendiesen a estar más activos en lo que restaba de día así como comer una media de 100 calorías menos.