Destinos fresquitos para huir del calor este verano
Las Islas Cíes son una imagen propia de una postal.  Pixabay

¿Todavía no has decidido dónde irte de vacaciones? Si quieres escapar de las altas temperaturas y pasar un verano a la fresca, hay lugares en los que la chaqueta es necesaria hasta en la época más calurosa del año.

Dublín, Irlanda

La capital irlandesa ha sido testigo de guerras y conflictos. Tradición y modernidad se aúnan en la ciudad ideal para los más urbanitas, pero también para los amantes de la naturaleza. Sus verdes jardines y las tabernas tradicionales de Temple Bar son uno de los principales reclamos de la ciudad. Las temperaturas durante los meses de veranos no suelen superar los 22 °C.

Reikiavik, Islandia

Reikiavik es la capital y la ciudad más poblada de Islandia. Durante el invierno solo recibe cuatro horas diarias de luz solar y durante el verano es de día prácticamente las 24 horas.  Es el lugar idóneo para los amantes de la naturaleza. Cuenta con decenas de zonas verdes y de parques públicos. La temperatura media en verano es de 12 °C, aunque excepcionalemnte ha llegado a alcanzar los 25°C. Islandia es uno de los mejores lugares para ver la aurora boreal.

Cracovia, Polonia

La antigua capital de Polonia cuenta con un increíble legado arquitectónico y un rico patrimonio artístico y cultural. La plaza del mercado o pasear por las calles del casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco son imprescindibles si vistas la ciudad. En sus proximidades se pueden encontrar puntos turísticos interesantes como las minas de sal de Wieliczka y el campo de concentración de Auschwitz.

Islas Cíes, Galicia

Son unas islas propias de una postal. Un total de nueve playas de agua cristalina y kilómetros de arena blanca. Rodas, San Martiño y Figueiras son las playas más grandes, pero existen numerosas calas como Muxieira o Cantareiras. Caminar, nadar, leer o disfrutar de la deliciosa gastronomía son sus puntos fuertes. Su temperatura media anual está entre 13 y 15°C.