Imagen de un camping
Imagen de un camping EUROPA PRESS - Archivo

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el pasado año, en nuestro país, hubo más de 7,8 millones de viajeros que se decidieron a ir de camping en sus vacaciones.  Y es que la acampada se trata de una opción cada vez más demandada, a pesar de su mala fama en España, por las personas que buscanuna forma económica y más libre de viajar en vacaciones. Puede disfrutarse tanto si se elige viajar en coche con una tienda de campaña o alquilando un bungalow, como si se decide disfrutar de una autocaravana. En cualquier modalidad, la estancia media es de cinco días y Cataluña es el destino nacional más frecuente.

A pesar de que la mayoría de las personas tienen en mente que este tipo de viaje requiere de muy poca preparación, lo cierto es que es necesario organizarse con antelación, como en cualquier modalidad viajera, si lo que se quiere es tener seguridad y tranquilidad. De esta forma, antes de empezar el viaje, el turista sabrá si cuenta y dónde con un lugar para pernoctar y qué actividades se pueden realizar allí donde nos instalemos. Desde Indie Campers, una de las mayores plataformas online de alquiler de autocaravanas y furgonetas campers en Europa, han elaborado un manual de aquello que hacemos mal y bien en un sitio de acampada.

1. Dónde dormir. Nunca es agradable buscar un lugar en el que descansar a las 2 de la madrugada y muchísimo menos ponerse a montar una tienda. Es  muy importante saber dónde y cómo instalarse. Si lo hacemos con una autocaravana, hay que buscar un lugar oficial y evitar las cuestas y si es con tiendas de campaña, será mejor evitar asentarse en solitario, sobre matorrales o hierba seca y cerca de un río, por la humedad.

2. Respeta la naturaleza. El camping está diseñado para disfrutar de la naturaleza y eso conlleva saber cuidar de ella: proteger las plantas, los animales y los ecosistemas de la zona. Un par de ejemplos que podemos llevar a cabo son elegir caminos ya delimitadas y campamentos oficiales para las estancias, ya se de pocos días o de algunas semanas.

3. No mostrar demasiado el interior de la casa en la que te desplazas. La autocaravana es tu hogar por unos días y, al igual que hacemos cada uno en nuestra casa, es importante echar la llave cada vez que nos vamos de excursión o no estemos para vigilarla convenientemente.

4. La comida, mejor guardada. Lleva la comida contigo en una mochila y evita tenerla desperdigada porque puede atraer a animales salvajes y de ninguna manera los alimentes, pues estarías alterando sus hábitos naturales.

5. No molestar a los vecinos. Que vosotros estéis de vacaciones no implica que los habitantes de esa ciudad también lo estén así que asegúrate de bajar la voz por la noche y de ser respetuoso en cuanto al ruido en general.

6. Recoger la basura en los puntos indicados para ello y no en mitad del campo. El objetivo de un buen viajero es dejar el espacio tan limpio o más que cuando llegó.