Cinco calves para conducir con viento
El viento es uno de los fenómenos atmosféricos que más complican la conducción.  Pixabay

Hay quien lo hace por ahorrar, quien no soporta no tener el control de dónde o cuándo parar o quien, simplemente, quiere llegar a destinos que, de otra forma son casi inaccesibles. Da igual la razón. Son muchos los viajeros que utilizan su vehículo personal para disfrutar de una aventura durante las vacaciones, ¿cuáles son las ventajas que estos turistas encuentran en desplazarse por carretera?

1.- La libertad

Si eres de los que prefieren improvisar durante el viaje, este es tu medio de transporte. Sin horarios para salir ni paradas obligatorias puedes ajustar tu recorrido día a día, según si encuentras algo más interesante por la ventanilla de lo que esperas encontrar en el destino.

2.- Equipaje

No importa el tamaño ni el peso de la maleta siempre que quepa en el maletero. Jugando con el espacio disponible puedes llevar todo lo que necesites, sin restricciones. Esto incluye comida, líquidos y objetos electrónicos que podrían dificultarte el subir a un avión. Además, puedes parar cuando consideres y acceder a cualquier prenda u objeto que necesites durante el viaje. Y, el último punto positivo sobre tus maletas es que estas siempre van contigo, lo que supone que tus prendas no se perderán durante el camino.

3.- Organización

Para llevar a cabo un viaje en coche hace falta mucha menos previsión y papeleo que si queremos viajar en tren, avión o barco. No necesitamos comprar billetes, no hay que hacer filas para facturar, ni calcular si nos dará tiempo a coger el siguiente avión en la próxima escala.

4.- Privacidad

Olvídate de las molestas conversaciones de tus compañeros de asiento, de hecho, olvídate d de los compañeros de asiento desconocido. En tu coche tú decides quién te acompaña, qué música queréis escuchar y no hay más conversaciones que aquellas en las que participas o que mantienen personas de tu confianza.

5.- Disponibilidad de transporte en destino

 Muchas veces, cuando hemos llegado al lugar en el que queremos pasar las vacaciones no podemos movernos de ahí porque el transporte público no tiene buenas comunicaciones en la zona. Si viajas en coche, siempre lo tienes disponible para desplazarte.

Si embargo no son todo buenas noticias. Utilizar tu propio coche para viajar también conlleva una serie de desventajas:

1.- Cansancio

Conducir implica tener toda la atención centrada en la carretera por lo que, el rato del viaje que en otro medio de transporte puedes utilizar para desconectar y dormir, en este caso debes invertir más energía en conducir y llegar al destino, por lo que quizá aproveches menos el tiempo de vacaciones.

2.- Soledad

Viajar en coche supone que o bien vas solo durante todo el camino o bien viajas todas las vacaciones con los mismos compañeros, porque lo que se pierde la parte de la aventura en la que conoces y compartes camino con gente nueva.