Coche eléctrico. Recarga coche eléctrico.
Coche eléctrico. Recarga coche eléctrico. EUROPA PRESS - Archivo

Los datos del sector llevan una indudable tendencia al alza, ya que las matriculaciones europeas de vehículos 100% eléctricos se situaron en 22.900 unidades en abril, lo que supone un incremento del 71% en comparación con el mismo mes del año anterior, según datos de Jato Dynamics. Además, dentro de este optimismo, cabe resaltar que el de España fue el quinto mercado europeo con mayor volumen comercial en abril. ¿Cuáles son los motivos por los que los conductores se están animando a comprar coches eléctricos?

  • Ecología. Los coches híbridos y eléctricos, como también ocurre en los modelos propulsados por gas o por hidrógeno, son menos contaminantes que los propulsados por gasolina o diésel.
  • Economía. Al disponer de la etiqueta ECO, estos vehículos cuentan con un descuento del 50% en las tarifas de parquímetros del Servicio de Estacionamiento Regulado, así como con una bonificación en el pago del impuesto de circulación. Además, aunque su precio de venta es caro, la mayoría de las ayudas disponibles al comprar un coche en 2019 están destinadas a vehículos eficientes. El plan VEA, el Plan Movalt o el Plan Renove son un ejemplo.
  • Mejor rendimiento. A igualdad de potencia, el rendimiento de un coche de cero emisiones es mayor que el de un gasolina o diésel equivalente. Esto significa que el vehículo ofrece una respuesta inmediata en cualquier situación.
  • Mantenimiento. A nivel mecánico, un vehículo eléctrico es más sencillo que otro tradicional, esto conlleva que su mantenimiento sea más sencillo y barato.
  • Ahorro en energía. La electricidad es mucho más barata que la gasolina o el gasóleo lo que supone un ahorro considerable de dinero a la hora de repostar.

Sin embargo, también existen numerosos puntos a valorar antes de lanzarse a la compra de un coche eléctrico:

  • La autonomía. A pesar de los avances, los coches eléctricos con mejores baterías apenas sobrepasan los 400 kilómetros, según el WLTP, siempre que se den las condiciones perfectas de conducción.
  • La vida útil de la batería. Aunque los eléctricos modernos deben recorrer, según Endesa, unos 150.000 kilómetros antes de perder el 8% de su capacidad, ¿qué ocurre cuando se agota por completo sin posibilidad de recarga? Llega un punto en el que es inevitable cambiarlas, lo que supone un coste de, aproximadamente, 5.000 euros (más los gastos del taller).
  • Red de recarga pequeña. Aunque existe un esfuerzo social por crear más puntos de recarga para coches eléctricos, aún no son suficientes.
  • Talleres especializados. Entre las ventajas de comprar un coche eléctrico está la baja frecuencia de avería de estos modelos, pero, cuando esto ocurre, es muy importante buscar un taller donde estemos seguros de una buena reparación y un precio asequible, y actualmente no hay mucha oferta.
  • Precio. Gracias al plan MOVES, se pueden encontrar algunas ayudas a la compra de vehículos eléctricos, pero la suma final a pagar sigue siendo superior al de los de combustión.