¿Por qué elegir un coche eléctrico?
Renault Zoe Renault

Los coches eléctricos se están posicionando como el futuro de la movilidad. Son vehículos propulsados por energías alternativas y cada vez son más las personas que se unen a este tipo de transporte ecológico. Tanto es así que las ventas no han dejado de subir. De hecho, se prevé que para el año 2040 uno de cada tres coches vendidos sea eléctrico.

Aunque el precio de venta sigue siendo elevado, comienzan a bajar y está previsto que continúen en descenso. Además, la autonomía también ha mejorado considerablemente, han pasado de 137 km en el año 2013 a los 322 km de media que pueden recorrer ahora.

Además de estas mejoras, los coches eléctricos tienen una serie de ventajas frente a los de gasolina o diésel:

  • Ayudas económicas: entre las ayudas para una movilidad sostenible destaca el Plan Moves, un programa con aportaciones económicas de hasta 6.000 euros a aquellos conductores que apuesten por estos coches que mejoran la calidad del aire de las ciudades y que luchan contra el cambio climático.
  • Ventajas fiscales: cuentan con ventajas fiscales como la exención del Impuesto de Matriculación o descuentos en el de Circulación.
  • Mantenimiento más económico: a la ahora de comprar un eléctrico el desembolso inicial es más elevado pero la diferencia de precio se ve compensada a la larga por el bajo coste de mantenimiento.
  • No contaminan: cuentan con la etiqueta cero emisiones que permite entrar y aparcar dentro de las grandes ciudades como Madrid y Barcelona, independientemente del nivel de contaminación que haya en ese momento. Además, al ser silenciosos también disminuye la contaminación acústica.
  • Ahorro en energía: la electricidad es mucho más barata que la gasolina o el gasóleo lo que supone un ahorro considerable de dinero. Además, si se dispone de cargador en casa, la comodidad es máxima al no tener que desplazarse para cargar el coche.