Conos de crema pastelera
Conos de crema pastelera  EMMA GARCÍA

Vamos a preparar una de esas recetas que parecen complicadas pero no lo son en absoluto. Seguro que hemos visto en muchas pastelerías y se nos han ido los ojos: conos de hojaldre rellenos de crema pastelera.

Hacerla en casa no nos va a suponer ningún problema y nos puede servir para variar el clásico menú a base de bizcochos y tarta de galletas cuando hay una fiesta o queremos lucirnos un poco en los postres o la merienda.

El único secreto -dando por hecho que compraremos el hojaldre ya listo- es que necesitamos unos moldes en forma de cono para hacer el hojaldre. Se encuentran en cualquier bazar de barrio y en ferreterías, son muy económicos (suelen ir 6 unidades) y podremos seguir dándoles uso para otras recetas tanto dulces como saladas.

Ingredientes

  • 6 yemas de huevo
  • 1 rama de vainilla o de canela (a ambas)
  • La piel de un limón
  • 500 ml. de leche entera
  • 40 gr. de fécula de maíz (maicena)
  • 125 gr. de azúcar
  • 1 lámina de hojaldre (mejor si es cuadrada)
  • 1 huevo para pincelar
  • Azúcar glas

Preparación

Empezamos preparando la crema pastelera. En un bol, mezclamos la maicena con un poco de leche fría. Removemos con una varilla hasta eliminar todos los grumos.

Ponemos a calentar el resto de la leche con la rama de vainilla o canela y la piel del limón. Cuando la leche rompa a hervir, apagamos el fuego y dejamos templar.

Añadimos a la maicena disuelta en un poco de leche las yemas con el azúcar y batimos con energía para que quede bien mezclado. Cuando la leche ya no esté caliente (es importante para que no cuaje las yemas), la vamos añadiendo pasándola por un colador y removiendo poco a poco.

Volvemos a poner la mezcla en un cazo a fuego medio y no dejamos de remover hasta que espese. Apagamos el fuego y dejamos templar. Si ha quedado demasiado espesa, podemos añadir un poco más de leche y mezclar. La pasamos a un bol, dejamos templar y cubrimos con papel film, presionando con los dedos hasta que toque la crema para no dejar aire y que no se forme corteza. Cuando este fría, la pasamos al frigorífico y la dejamos un mínimo de dos horas o mejor de un día para otro.

Para preparar los hojaldres, untamos los conos con mantequilla para que sea fácil desmoldar. Estiramos un poco con el rodillo la masa. Si es redonda, le quitamos los bordes para hacerla cuadrada. Hacemos tiras de 2cm de ancho y enrollamos cada tira en un cono como si fuera una concha de caracol.

Colocamos los conos en una bandeja sobre papel sulfurizado y los ponemos en el horno precalentado a 200º. Horeamos 12-15 minutos vigilando que no se quemen. Los sacamos del horno y dejamos templar.

Pasamos la crema a una manga pastelera y rellenamos los conos. Espolvoreamos azúcar glas y listos para comer.