¿Qué es el efecto túnel al volante y cómo se puede evitar?
El efecto túnel es la pérdida del campo de visión lateral.  Pixabay

El efecto túnel es la pérdida del campo de visión lateral. Esto sucede cuando el conductor solo percibe de una manera clara lo que tiene justo en frente. Puede suceder por el aumento de velocidad o por la ingestión de alcohol.

Cuanto mayor es la velocidad, menor campo de visión hay y, por tanto, la probabilidad de tener un accidente aumenta.

Tal y como explican desde la DGT, a una velocidad reducida de 35 km/h, el campo de visión normal de un conductor abarca 104 grados en horizontal y unos 110 grados en vertical, pero a 65 km/h el campo de visión se ha reducido a 70 grados y a 100km/h, hasta 42 grados.

A partir de los 130 km/h se pierde nitidez periférica y, con ella, la posibilidad de evaluar correctamente distancias y velocidades.  Es como si se circulase por un túnel aunque se esté haciendo en un espacio abierto.

Lo mismo ocurre cuando se ha ingerido alcohol, la visión periférica también se reduce, las imágenes se vuelven más difusas hasta el punto de producirse el llamado efecto túnel.

Si se conduce a una velocidad adecuada el efecto túnel se puede evitar. Según la DGT, la velocidad es la causa de 300 muertes al año por accidentes de tráfico. Las vías convencionales limitadas a 90 km/h son las carreteras donde más se incumplen los límites de velocidad.