Renault ZOE
Renault ZOE RENAULT

El 2018 ha sido un buen año para los vehículos eléctricos, puesto que la venta de este tipo de automóviles ha aumentado casi un 50%. Es decir, las matriculaciones de coches con batería, donde también están incluido, modelos de pila de combustible de hidrógeno, han superado las 200.000 unidades, lo que se traduce en un incremento del 48,2% en comparación con el ejercicio anterior, según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA).

En el último trimestre de 2018, las ventas de este tipo de vehículos aumentaron un 75,3% respecto al mismo periodo de 2017. Mirando con lupa estos datos, destaca la popularidad del Renault Zoe, que fue el coche eléctrico más vendido

Ligado de alguna forma a este aumento de la preocupación por el medio ambiente, las ventas de vehículos híbridos también han experimentado un pico en el conjunto del mercado europeo ascendiendo un 33%, con 606.210 unidades comercializadas. Las de híbridos enchufables crecieron un 19,2% durante todo el año pasado, hasta alcanzar las 182.768 unidades vendidas, pero durante el último trimestre cayeron un 13,1%. Según la OCU, el primer coche ecológico del ranking de los coches híbridos no enchufables más vendidos en general fue un híbrido no enchufable, el Toyota C-HR, un crossover con un llamativo diseño inspirado en la forma de un diamante.

En total, el mercado europeo de vehículos ecológicos finalizó 2018 con un volumen de 1,2 millones de unidades vendidas, lo que representa un incremento del 28,2%.

Tras las polémicas de los últimos meses, las ventas de vehículos diésel continuaron su tendencia a la baja. Por el contrario, los coches con motor de gasolina experimentaron un auge, que se traduce en un total de 8,75 millones de unidades registradas en 2018.

Los vehículos eléctricos puros son en realidad, los coches ecológicos menos implantados en el mercado en general. Entre ellos se incluyen automóviles de pila de combustible de hidrógeno, e híbridos enchufables, que consiguieron un 2% de cuota del mercado europeo, lo que supone 0,5 puntos porcentuales más que en el año previo, mientras que los híbridos y los GNC, GLP o etanol obtuvieron una penetración del 3,8% (+1 punto) y 1,5% (+0,1 puntos), respectivamente.

Por su parte, los tradicionales coches con motor de gasolina registraron una penetración de mercado del 56,7%, lo que se traduce en 6,4 puntos más en 2018 de los que alcanzaron en 2017. El único tipo de vehículo que realmente experimentó una caída fueron los modelos diésel, que cayeron 35,9%.