Coche eléctrico: lo que tienes que saber para elegir el mejor
Los coches eléctricos son el futuro de la automoción.  Pixabay

La decisión de qué coche comprar no es sencilla. Actualmente no solo hay cientos de modelos, sino que además hay que pensar qué tipo de coche queremos: diésel, gasolina, híbrido o eléctrico. Una decisión que resulta complicada porque comprar un vehículo constituye un desembolso considerable de dinero y, por norma general, tienen una obsolescencia prematura.

La llegada de los coches híbridos y eléctricos  ha cambiado completamente el sector de la automoción. Aunque la venta de coches eléctricos en España está creciendo año tras año, aún le falta mucho camino por recorrer.

El precio de los coches eléctricos sigue siendo muy superior a los de gasolina o diésel, los tiempos de recarga son lentos y el número de estaciones sigue siendo muy escaso. Aún así, los coches eléctricos son el futuro de la automoción y más si tenemos en cuenta que a partir de 2040 el Gobierno no permitirá la matriculación y la venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono. Una medida que afectará a los vehículos diésel y a los de gasolina y que hará que repunten los vehículos eléctricos.

¿Cómo elegir el mejor coche eléctrico? 

Antes de realizar este gran desembolso es importante tener en cuenta una serie de factores que son esenciales en la elección del vehículo:

  • Autonomía: igual que hay vehículos que consumen más que otros, en los coches eléctricos no todos tienen la misma autonomía, de hecho, puede variar considerablemente entre un modelo u otro. Desde los que poseen una autonomía de unos 500 kilómetros hasta los que tienen baterías más pequeñas pensadas para trayectos más cortos cuya autonomía se situaría en torno a los 100 kilómetros.
  • Puntos de carga: Es necesario planificar los desplazamientos. Cuando la energía se agota hay que encontrar una electrolinera o un lugar que posea punto de carga. No es tan sencillo como ir a la gasolinera a repostar. Por ello a la hora de comprar un vehículo hay que tener en cuanta también qué desembolso supondría instalar en el garaje un cargador, de esta manera la recarga no dependerá siempre de agentes externos. Las tarifas de las compañías eléctricas varían en función de la potencia que se necesite y de la hora de carga.
  • Consumo y tiempo de carga: si se dispone de un cargador en casa, la carga para realizar unos 100 kilómetros costaría un euro aproximadamente y el tiempo de carga sería de cuatro horas. Pero en el caso de tener que ir a las electrolineras, el precio para realizar 100 kilómetros se situaría en torno a los cinco euros y el tiempo de carga se vería reducido considerablemente llegando incluso a ser 33 veces más rápido ya que los kwh son muy superiores.
  • Subvenciones: para promover la compra de vehículos eléctricos tanto el Gobierno como las instituciones autonómicas ofrecen diferentes tipos de ayudas para financiar tanto la compra como las instalaciones de los puntos de carga. Es importante conocer las subvenciones ya que la adquisición de un coche eléctrico  puede salir más económica del precio inicial.