De lunes a sábado: ¿cuál es el mejor día para comprar un coche?
Los concesionarios ofrecen descuentos a final de mes para intentar cumplir los objetivos mensuales marcados por la marca.  Freepik

Tras la compra de una vivienda, la adquisición de un coche es de las inversiones más importantes que se pueden realizar y tomar la decisión de llevarla a cabo no es cuestión de impulsos.

El desembolso económico suele ser elevado por lo que conviene hacer cuentas, puesto que la compra supondrá un gran pago al contado o el abono mensual de ciertas cuotas, si se opta por la financiación, algo que, sin duda, afecta a la economía doméstica. Una vez dado el paso, llega el momento de decidir el color del coche , conocer las ventajas e inconvenientes de los vehículos eléctricos si se van a optar por ello, elegir el mejor préstamo y comprobar todas las prestaciones que ofrece cada modelo y si se adaptan a las necesidades de cada cliente.

Es importante haber pensado de antemano las características que se buscan en el nuevo vehículo antes de acudir al concesionario para acotar la búsqueda. Aunque resulta complicado ahorrar dinero al comprar un coche, no dejarse llevar por la amplia gama de equipamientos extra que se pueden añadir y formalizar la operación en determinados momentos del año, del mes o incluso de la semana, pueden rebajar el gasto y mucho.

¿Existe un día de la semana dónde los coches se venden más baratos?

Según un estudio del portal de motor TrueCar, el lunes es el mejor día de la semana para comprar un vehículo. Esto se debe a que lo más habitual entre los clientes potenciales es acercarse a los concesionarios el fin de semana, cuando disponen de más tiempo, por lo que el primer día de la semana hay menos demanda. Es entonces cuando las marcas aprovechan para hacer sus mejores ofertas y descuentos especiales. De hecho, en el estudio, indican que las rebajas suponen un 8,1% menos de precio. Si el lunes no es posible realizar la compra, la segunda mejor opción son los jueves.

Independientemente del día de la semana, las últimas jornadas del mes también suelen tener precios más ventajosos ya que es el momento de cerrar y presentar las mensualidades. Las marcas suelen trabajar con objetivos mensuales por lo que, para alcanzar las cifras establecidas, los vendedores realizarán ofertas más atractivas para ajustar sus cuentas.

¿También hay un mes más económico?

Sí, lo hay, aunque no solo uno. Por un lado, igual que sucede con los objetivos mensuales, el cierre del año también implica un ajuste de cuentas. Por ello, será a final de año y, en especial, la última semana de diciembre, cuándo se puedan encontrar los descuentos más jugosos. Es entonces el momento para suplir todos los objetivos que se han quedado sin cumplir y, de paso, cerrar el año con buenas cifras. De hecho, del estudio citado con anterioridad se extrae que también hay un día del año en el que comprar un coche es más económico que el resto: el 31 de diciembre, jornada en la que los descuentos llegan hasta el 8,3%.

Otros buenos meses para la compra son agosto y mayo. El primero se encuentra dentro del periodo vacacional y, aunque igual muy pocos tenían pensando destinar el dinero de las vacaciones a un coche, es entonces cuando se obtienen mejores condiciones.

Otras épocas

Si ni los lunes, ni diciembre ni en verano es posible decidirse por un modelo, se pueden aprovechar otros momentos para beneficiarse de algún descuento. Por ejemplo, a principios de año y si no se han logrado las ventas necesarias para un balance positivo a final de año, los concesionarios automatricularán sus unidades. Estos son los famosos kilómetro cero, modelos que se matriculan para que computen en las cuentas y se ofrecen a los clientes con ofertas. El único inconveniente de esta opción es que no permite elegir ninguna característica ni añadir equipamientos. El lanzamiento de nuevos modelos (que se renuevan cada cuatro años por normal general), también es un buen momento para aprovechar los descuentos en 'stocks'.

Además, en el terreno legal, el nuevo año suele venir acompañado de normativas novedosas que pueden obligar a los concesionarios a deshacerse de aquellos modelos que la incumplan, por lo que pueden optar por rebajas para incentivar su venta.