La cadena de supermercados Lidl ha agotado en cuestión de minutos su exitoso robot de cocina, un objeto muy codiciado por los auténticos cocinillas, y que tenía un precio de 359 euros, bastante asequible si se compara con electrodomésticos de características similares como la thermomix o el robot MyCook de Taurus, que superan tranquilamente los 1.000 euros en el mercado.

En esta ocasión, la compañía ha distribuido 25.000 unidades de este producto a través de todas sus 550 tiendas en España. En los últimos 3 años se han vendido más de 70.000 unidades de dicho robot y en todos esos casos se ha agotado de sus establecimientos al poco tiempo de ponerse a la venta.

No es la primera vez que un producto de esta cadena causa furor. Ya ocurrió con la famosa crema hidratante de Lidl, calificada por la OCU como la mejor del mercado y cuyo precio no llega a 3 euros.

Desde Lidl han pedido disculpas en su cuenta de Twitter a los clientes que no hubieran podido adquirir el preciado robot de cocina, que se vendía acompañado también por un libro con 160 recetas: