La salsa perfecta para la receta de pimientos rellenos de bacalao

Pimientos rellenos de bacalao
Pimientos rellenos de bacalao
EMMA GARCÍA

Los pimientos del piquillo rellenos de bacalao son un clásico de nuestra gastronomía. Hay muchas variedades, tanto en los ingredientes del relleno -además del bacalao, claro- como en la salsa que los acompaña. La típica salsa española, una de tomate con pimientos, o salsa negra de chipirones, por ejemplo, son buenas alternativas.

De todos modos, nosotros vamos a quedarnos con una de las versiones más tradicionales y que realmente queda muy bien tanto con el sabor de los pimientos como con el bacalao: la salsa vizcaína.

Incluso decidida la salsa, hay muchas posibles recetas. Algunas salsas llevan pimiento rojo o verde (o los dos), las hay con y sin tomate, e incluso hemos probado alguna vizcaína espectacular en cuya elaboración se recurría al pil-pil. En cualquier caso, de lo que no hay duda es que la base tiene que ser el pimiento choricero.

Se trata de una variedad de pimiento rojo secado al aire que necesita ser hidratado antes de ser consumido. Para facilitarnos el trabajo, podemos usar directamente carne de pimiento choricero que se vende ya en botes y funciona bastante bien.

Receta de salsa para pimientos rellenos de bacalao, paso a paso

Por cierto, si nos sobra salsa podemos usarla como sofrito para muchos otros platos o congelarla para la próxima vez que queramos preparar pimientos rellenos de bacalao.

Ingredientes

  • 400 gr. de cebolla
  • 60 gr. de carne de pimiento choricero
  • 100 gr. de tomate triturado
  • 150 ml. de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • 300 ml. de caldo o agua
Salsa para pimientos rellenos. Ingredientes.
Salsa para pimientos rellenos. Ingredientes.

Preparación

  1. Picamos la cebolla y la pochamos a fuego bajo durante unos 15 minutos.
  2. Añadimos los dientes de ajo laminados, rehogamos hasta que cojan color y, a continuación, echamos la carne de los pimientos choriceros (si son secos, tenemos que hidratarlos antes en agua, quitar la piel y las semillas y quedarnos solo con la carne).
  3. Añadimos el vino blanco y removemos durante unos minutos hasta que la salsa lo vaya absorbiendo.
  4. Añadimos el tomate triturado, sal y. opcionalmente -a nosotros no nos gusta demasiado- un poco de azúcar para quitar la acidez del tomate.
  5. Lo dejamos a fuego lento unos minutos más removiendo de vez en cuando.
  6. Añadimos el agua o caldo de pescado.
  7. Dejamos que se vaya cociendo y reduciendo el caldo unos 15 minutos o hasta que quede suficientemente espeso, sin olvidarnos de ir removiendo para que no se pegue. Si queda muy liquido podemos añadir una cucharada de harina para espesar, pero si lo dejamos un poco más de tiempo no hará falta.
  8. Trituramos la salsa con ayuda de una batidora o robot de cocina.
  9. Ponemos los pimientos rellenos en una fuente o cazuela y los bañamos con nuestra salsa vizcaína.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento