Remedios caseros para el dolor de un cólico nefrítico o cólico al riñón

Riñón
Riñón
FLICKR/PROHEY PAUL STUDIOS - Archivo

Un cólico nefrítico o cólico de riñón es una auténtica pesadilla. De hecho, en la historia médica este dolor es conocido como el más intenso que existe, peor que el parto, lo rotura de un hueso o una herida por arma de fuego.

Síntomas

Un cólico renal es un dolor repentino de enorme intensidad que se produce generalmente por la presencia de un cálculo (piedra o arenilla) en el conducto que va desde los riñones hasta el tracto urinario.

El dolor comienza en la parte inferior de la espalda y de allí va expandiéndose por toda ella. Se describe como una especie de presión intensa que se presenta en forma de latidos pronunciados que pueden inducir al desmayo.

Dependiendo de su gravedad, puede suponer una cita ambulatoria u hospitalaria. De hecho, si el dolor es muy fuerte y no cesa conviene acudir a nuestro médico. Y es que puede ocurrir que confundamos el cólico nefrítico con una apendicitis o un síndrome de oclusión intestinal.

Remedios naturales

Pero quien sufre un cólico nefrítico puede aliviar su dolor en casa, ya sea con la medicina clásica (la Buscapina es un clásico en estos casos) o con la medicina natural.

Darse un baño de agua tibia

Un método básico para reducir la sensación de dolor es darse un baño con agua tibia; de ese modo el calor consigue relajar los músculos. 

Utilizar flores de habas

  • 40 gramos de flores de habas
  • 600 gramos de agua hirviendo
  • Dejar media hora en infusión
  • Colar el líquido obtenido
  • Repartir en cuatro partes
  • Tomar a diario durante cuatro días seguidos

Manzanilla

  • En medio litro de agua, 4 cucharadas de manzanilla y hervir durante 5 minutos
  • Retirar de fuego y dejar reposar
  • Mojar en el recipiente un paño de tela de algodón
  • Aplicar caliente sobre la espalda y riñones
Mostrar comentarios

Códigos Descuento