Logo del sitio

La guía definitiva sobre las ojeras: diferentes tipos, sus causas y cómo eliminarlas

Kristen Stewart
Kristen Stewart suele lucir ojeras
Cinemanía | GTRES

Las ojeras son uno de los problemas que más cuesta hacer desaparecer de nuestro rostro. ¿Cuál es el motivo? Suele ocurrir que desconocemos el origen de las mismas y no lo tratamos de la forma adecuada. Una vez que sepamos el origen de nuestras ojeras  podemos echar mano de tratamientos cosméticos y médico estéticos para hacerles frente. 

Ahora bien... ¿se eliminan todas? Hemos hablado con el dermatólogo Ruben del Río Gil y despejamos todas las dudas acerca de estas 'oscuras' compañeras: las ojeras.

El origen de las ojeras

"Las ojeras se definen como un oscurecimiento visible del área infraorbital y son un motivo frecuente de consulta dermoestética ya que dan un aspecto cansado de fatiga o de tristeza a la expresión facial. No todo el mundo las padece y existen múltiples causas de la aparición de ojeras:

Pigmentación excesiva por depósito de melanina dérmica, hemosiderina (pigmento de color amarillo-dorado o pardo y aspecto granuloso o cristalino que deriva de la hemoglobina cuando hay más hierro del necesario en el cuerpo) y biliverdina (pigmentos de color verde).

Ensombrecimiento por un marcado valle de lágrimas.

Herniación de la grasa infraorbitaria (cuando se crea volumen y aparecen las llamadas bolsas).

Oscurecimiento debido a arrugas y piel laxa y fláccida.

Hiperpigmentación secundaria por dermatitis atópica o dermatitis de contacto y

Piel fina translúcida que transparenta la vascularización y el músculo orbicular", explica el doctor del Río.

Por qué aparecen y cuáles son las más frecuentes

Algunas, las menos,  son esporádicas y otras permanentes. El doctor, lo aclara: "Las debidas a eccemas pueden ser transitorias hasta la resolución de la dermatitis primaria pero la mayoría de causas son permanentes si no se realiza un tratamiento adecuado".

"Las debidas a eccemas pueden ser transitorias hasta la resolución de la dermatitis primaria pero la mayoría de causas son permanentes si no se realiza un tratamiento adecuado", continúa.

Te pregutarás qué factores son los que desencadenan su aparición. También hablamos de eso con Ruben del Río: "Existen muchos factores endógenos y exógenos como diferencias anatómicas, sexo, predisposición genética, envejecimiento, condición física general, presencia de dermatitis atópica y sequedad"

Según el doctor, las más frecuentes son por depósito de melanina sobre todo en pacientes de piel oscura por motivo genético, por transparencia de los vasos sanguíneos o plexo vascular (capilares y venas) en casos con piel fina en pacientes de piel clara y las debidas a arrugas y laxitud que aparecen con la edad avanzada y el envejecimiento.

¿Se pueden prevenir?

No todo son buenas noticias: "Las de origen genético no se pueden prevenir excepto evitar factores externos que las aumenten o agraven como el rascado, la exposición solar o a fuentes de radiación ultravioleta o de luz azul o el uso de cosméticos con perfume que podrían aumentar la hiperpigmentación".

Sin embargo, las debidas al envejecimiento sí se pueden prevenir o retrasar en su aparición "con un tratamiento dermoestético adecuado con cuidados específicos de la piel del párpado inferior con hidratantes, retinoides y antioxidantes y evitación a la exposición solar o a fuentes de luz ultravioleta o de luz azul y el uso de fotoprotección", enumera.

Las debidas a dermatitis (atópica, de contacto) se pueden prevenir con tratamiento dermatológico adecuado a cada caso.

Un cosmético para cada tipo de ojera

El experto enumera las soluciones según el tipo de ojera que tengamos:

En el caso de la hiperpigmentación se utilizan agentes blanqueadores como la hidroquinona, vitamina C, arbutina, ácido kójico o ácido azelaico entre otros.

Si se acompaña de envejecimiento se asocian retinoides como el retinol (hay que vigilar la concentración por ser una piel especialmente fina y sensible) ya que estos promueven la síntesis de colágeno además de reducir el contenido de melanina y antioxidantes (Vitamina C, vitamina E) y péptidos.

En caso de depósitos de hemosiderina o de origen vascular se utiliza vitamina K o derivados y cafeína.

Siempre se debe utilizar fotoprotección solar 50+ o uso de gafas con cristales que bloqueen la radiación ultravioleta.

Para obtener una mejoría significativa estos activos deben usarse a largo plazo.

Medicina estética para las ojeras

En el caso de recurrir a tratamientos médico estéticos, el dermatólo recuerda que "es fundamental un correcto diagnóstico de la causa de las ojeras para poder aplicar el tratamiento adecuado. Según el origen sí que existen diferentes intervenciones y procedimientos para corregirlas". 

El más habitual y de moda actualmente es la infiltración con 'filler' o relleno con ácido hialurónico especialmente en el caso de atrofia del tejido subyacente (piel fina) y en el caso de una corrección de un valle de lágrimas muy marcado como ocurre en pacientes jóvenes.

También puede aplicarse en caso de envejecimiento y cuando existe prolapso de la grasa orbitaria de carácter leve y no se considera caso quirúrgico.

Este ácido hialurónico debe ser de unas características especiales, de baja concentración, relativa baja elasticidad y viscosidad y de tamaño de partícula pequeña. Se debe colocar a nivel profundo para un aspecto natural y evitar el efecto Tyndall (en el ámbito de la medicina estética, se refiere a una especie de coloración azulada que aparece en determinadas zonas faciales. Puede ocurrir por dos causas: cuando el ácido hialurónico de un tratamiento facial ha sido inyectado de una manera demasiado superficial o cuando el ácido hialurónico inyectado se ha desplazado a través de los tejidos)

Otro procedimiento es el transplante autólogo de grasa que suele requerir más tiempo y técnica.

También es útil el plasma rico en plaquetas (PRP) para los casos de envejecimiento con arrugas y laxitud. Se suele aplicar a nivel intradérmico y se puede combinar con el transplante autólogo de grasa.

En cuanto a tratamientos láser:

En los casos de hiperpigmentación se pueden utilizar láseres específicos de pigmento como el láser KTP de 532 nm, el Nd:YAG de 1064 nm o el Alejandrita de 755 nm, con tiempos de pulso de nanosegundos o picosegundos.

En caso de predominio vascular se aplican láseres como el 585-595 nm de colorante pulsado en milisegundos, el 532 nm de pulso largo, el 1064 nm de pulso largo o la luz pulsada intensa con filtro vascular.

Para el envejecimiento, arrugas y flaccidez se usan láseres fraccionados ablativos (el conocido como 'resurfacing') láseres fraccionados no ablativos y equipos de radiofrecuencia.

Los peelings también pueden contribuir a la despigmentación y al rejuvenecimiento como el ácido tricloroacético (TCA) aunque se suelen reservar para pieles claras.

¿Son definitivos los resultados?

El doctor es claro: "Sólo en el caso de la cirugía cuando se eliminan las bolsas de grasa o la herniación podríamos hablar de resultados definitivos. En los otros casos tanto la infiltración de ácido hialurónico, transplante autólogo de grasa, PRP, como de los diferentes láseres la norma es que requieren un mantenimiento a largo plazo", concluye.

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de belleza, moda y estilo de vida? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento